Inicio Nuestras firmas MACROCRIMINALIDAD. INVESTIGACIÓN EN MACRO

MACROCRIMINALIDAD. INVESTIGACIÓN EN MACRO

33
0

“Al menos por lo que hace a la gran criminalidad, sus connotaciones de clase se han invertido. Las verdaderas “clases peligrosas” como solían llamarse a los grupos marginados y proletarios por las leyes italianas de seguridad pública en la segunda mitad del siglo XIX, no son ya las clases pobres, sino sobre todo las elites dirigentes, tanto económicas como políticas. La tradicional delincuencia de subsistencia de los marginados es cada vez más subalterna de la gran criminalidad organizada, que directa o indirectamente la alimenta o por lo menos la instrumentaliza y explota”

?Luigi Ferrajoli- Criminalidad y Globalización.

Por Karla Bautista Salinas

La criminalidad que amenaza más gravemente los derechos, la democracia, la paz y el futuro mismo de nuestro planeta es seguramente la criminalidad del poder: Un fenómeno no marginal ni excepcional como la criminalidad tradicional, sino inserto en el funcionamiento normal de nuestras sociedades”. [1]

La primera de estas formas de criminalidad del poder, la de los poderes criminales, es el crimen organizado: el terrorismo por un lado y la gran criminalidad de las mafias.

La segunda forma de criminalidad del poder es la de los grandes poderes económicos transnacionales, que se manifiesta en diversas formas de corrupción.

Por último, la tercera forma de criminalidad del poder es la que, se pone en acción por los poderes públicos. Y existen además los delitos públicos: en primer lugar, los crímenes contra la humanidad desde las detenciones arbitrarias hasta las torturas y las desapariciones forzadas.

Efectivamente, la criminalidad del poder en sus tres formas genera un aumento de delitos, corrupción e impunidad. Pero cuando estas tres formas se organizan en una sola, estaremos hablando de Macrocriminalidad. Y la misma, resulta verdaderamente peligrosa, ya que esta atentará contra bienes fundamentales, tanto individuales, como colectivos, entre ellos la paz.

Según el informe elaborado por la Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional, del año 2021, México se ubica en cuarto lugar de 193 países con más crimen organizado, solo superado por el Congo, Colombia y Myanmar. [2]

Ante este cuarto lugar, para nada alentador, resulta indispensable cambiar la forma de pensar de todos y todas, hacía una visión más amplia y cooperadora.

Por su parte, las autoridades encargadas de procurar e impartir justicia deben comenzar o continuar en su caso, investigando en forma “macro” (elemento compositivo que proviene de la lengua griega y que señala algo que es “grande”), y ya no de forma aislada, esto para evitar seguir contribuyendo con el crecimiento de la impunidad.

Al asociar casos por la cantidad de sujetos intervinientes, la pluralidad de móviles, la extensión territorial del delito y la intervención de entes públicos y privados. Construimos un análisis de redes. Investigación necesaria al enfrentarnos ante una figura grande, compleja y difícil de vencer, que es la Macrocriminalidad.

Fenómeno que nace en el Derecho Penal Internacional, posterior a la Segunda Guerra Mundial y que se representa a través de redes a nivel internacional conformadas por estructuras: Empresarial, Política y Criminal. Estas tres estructuras se encuentran vinculadas entre sí.

En la parte de la estructura política, algunos expertos denominan que no es que el estado se haya vuelto criminal, sino que el mismo es incapaz de enfrentar a la criminalidad del poder, entendiendo esto como la “captura del estado”, y señalando además que en este tipo de casos no existe propiamente complicidad entre el estado y los criminales sino una incapacidad de operación y de respuesta por parte de los aparatos estatales.

Se entiende por captura del estado, a la apropiación del poder público para fines privados, misma que puede darse por criminales, empresarios o por la propia clase política.

Un ejemplo, la situación de algunos municipios en México, en donde se observa que la delincuencia organizada mantiene sometidos a la policía, debido a sus actos de violencia.

Sin embargo, si este fenómeno de municipios se estudia a nivel estatal, la situación puede verse diferente, ya que aquí los nodos políticos y empresariales forman parte de la red de Macrocriminalidad y se distribuyen los beneficios. Por lo que entonces aquí estaremos hablando que probablemente el estado fue capturado, mas no así que los políticos o personas involucradas, fueron capturadas, pues ellos reitero conducen la red de Macrocriminalidad.

Pero en cuanto a definición ¿Qué es la Macrocriminalidad? A la Macrocriminalidad, podemos definirla como la conducta penal que ocasiona una pluralidad de víctimas determinadas, como es el caso del genocidio, la desaparición de personas, la adulteración del contenido de los alimentos o productos farmacéuticos, o las políticas económicas que buscan encarecer los productos de primera necesidad con el objeto de que un determinado sector de la economía aumente las utilidades.

Esta se caracteriza por a) Una crueldad excepcional, b) Una difusa amenaza para el cuerpo social, c) Producen profundo desorden e inquietud en la sociedad, d) Pluralidad de autores y de víctimas o de ambos a la vez, e) Diversidad de móviles, tanto políticos como psicopatológicos y f) Las víctimas generalmente están indefensas ante estas formas de criminalidad.

El fenómeno de Macrocriminalidad que toca analizar ahora es el de las desapariciones en el estado de Coahuila, México. Entidad federativa al norte del país, dividida en cinco regiones. La situación del crimen en el período de 2010 a 2012, se observó mayormente reflejada en la Laguna (ejecuciones). Por su parte la región fronteriza norte, se caracterizó por temas de trafico de drogas. Las ciudades que destacan en esta región son Piedras Negras y Villa Acuña.

El índice de impunidad en la entidad de Coahuila se registró mayormente alto, en los años de 2010 a 2012, según las quejas presentadas ante la CNDH (Comisión Nacional de los Derechos Humanos), en donde se hicieron valer múltiples violaciones a los derechos humanos, entre ellas las relacionadas con la desaparición de personas. Recordemos que este delito es multiofensivo: Vida, libertad, integridad personal, reconocimiento a la personalidad.

En este tema, el fenómeno de la Macrocriminalidad suele explicarse por la disputa entre el cártel del Golfo y el cártel de Sinaloa; a la par que se generan nuevos pactos entre estos tres actores: crimen organizado, gobierno y empresarios. Estas interacciones entre el gobierno del estado, los empresarios y los grupos criminales supusieron un aumento de la violencia y de las violaciones graves de derechos humanos.

En este proceso de escisión y disputa entre 2010 y 2012 entre los Zetas y el cártel del Golfo, también se observó una ruptura y reacomodo del pacto establecido con Humberto Moreira. En este proceso se da la detención de uno de los principales líderes de los Zetas, el Lazca, y el asesinato del hijo del gobernador.

La búsqueda de los Zetas de controlar el territorio los llevó a cometer un número enorme de delitos, entre ellos asesinatos, torturas y desapariciones. Además, la violencia en sus formas de operación ha sido particularmente grave, como sucedió durante la masacre de Allende en la que todas las personas que tenían algún tipo de relación con quien los había traicionado fueron asesinados; a la par que controlaban espacios propios del Estado como los reclusorios o las policías.

Este tipo de operaciones no puede entenderse sin la convivencia y la participación de la clase política local. La influencia de los Zetas fue tan importante, que firmaron negocios con empresas petrolíferas y carboníferas, e impusieron en el gobierno a miembros de su grupo, sin embargo, ellos no son los únicos actores antagónicos en la historia.

Durante este período, surgió también otra figura que alimentó a los nodos criminales de la red y fue la presencia del Grupo de Armas Tácticas Especiales (GATE), cuerpo policiaco al que se le imputan múltiples violaciones a los derechos humanos y desapariciones, de hecho, ellos suplen las actividades en el nodo criminal, al realizar acciones de “limpieza”, en la entidad.

El análisis de las redes de Macrocriminalidad, que hoy en día abordan las Fiscalías, con el apoyo de expertos y académicos en conjunción con los órganos de investigación e inteligencia, es “macro” tomando en cuenta todos los escenarios de la criminalidad, observando que nodos de la red crecen, cuales se disminuyen y cuales otras persiguen pese a la temporalidad, ya que esto permite identificar a los actores y de que forman se conectan con las tres estructuras de las que ya me he referido anteriormente, esto es, sus interacciones, con el fin de desmantelar la red e identificar que personas pueden convertirse en testigos claves.

Los informes sobre la situación del Estado y las entrevistas realizadas son elocuentes en relación con la identificación de vínculos estrechos entre la élite política, empresarios en general, del carbón en particular y grupos del crimen organizado.

Algunas de las preguntas claves para crear una estrategia de combate a las redes de Macrocriminalidad, según Luis Daniel Vázquez Valencia, en su obra: Captura del Estado, Macrocriminalidad y Derechos Humanos, son las siguientes:

• ¿Cómo está conformada la red de Macrocriminalidad?
• ¿Quiénes son los personajes más influyentes dentro de una red como esta?
• ¿Quiénes son los personajes más conectados dentro de una red?
• ¿Por dónde pasa el mayor flujo de información en la red de Macrocriminalidad?
• ¿Cómo se puede intervenir o modificar la red para que la comunicación se pierda o para que esta se parta y sea más sencillo contenerla?

A que conclusiones, se llega con todo esto:

Que, sin duda el cártel de Los Zetas cometió numerosos abusos a los derechos humanos con impunidad; y que las instituciones y funcionarios públicos tuvieron un papel, ya sea por acción u omisión, en la comisión de los abusos, en diversos grados, dependiendo de la situación, lugar y momento.

Que, la violencia y abusos a los derechos humanos cometidos en Coahuila responden al interés de promover y continuar el tráfico de drogas a los Estados Unidos. Además, es posible que el gobierno de los EE. UU. tenga información (Juicios en San Antonio, Austin y del Río) que no ha compartido y que podría ayudar a esclarecer asesinatos y desapariciones cometidos en México. Por lo tanto, los esfuerzos para enfrentar los abusos a derechos humanos cometidos por el crimen organizado en México deben involucrar soluciones transnacionales.

Que, sobre la Macrocriminalidad, es necesario la realización de un análisis de redes, para conocer las estructuras que la conforman, entender el fenómeno o fenómenos que generan y desarrollar una estrategia para su combate.

Que, las redes de Macrocriminalidad son estructuras complejas si, pero también son dinámicas, humanas, predecibles si durante la investigación hacemos uso de disciplinas para explicar y hasta cierto punto predecir comportamientos sociales, como lo son las Ciencias Sociales. El involucramiento de especialistas (peritos, académicos, miembros de la sociedad civil con experiencias) en el grupo de trabajo del Ministerio Público y el Policía nutren la investigación, para así generar estrategias que sean tan “macros”, como la problemática en sí.

Que, es momento de tomar conciencia también en el tema de impunidad, como sociedad, ya que no solo nos afecta si somos víctimas del delito. La impunidad impacta en todas las áreas de la vida y es necesario entender que no es suficiente denunciar, sino exigir derechos y atender obligaciones, entre las que se encuentran dar seguimiento a las denuncias, coadyuvar con las autoridades en la medida de nuestras posibilidades. Un mínimo de colaboración y corresponsabilidad colectiva como sociedad permite generar cambios de impacto y cohesión.


Mtra. Karla Bautista Salinas

Licenciada en Derecho por la Universidad Tecnológica de México; Maestrante en Derecho por la Barra Nacional de Abogados. Agente del Ministerio Público de la Federación, certificada en Desaparición Forzada de Personas. INACIPE.

Para conocer más del tema:

  1. Luigi Ferrajoli- Criminalidad y Globalización. Edición digital.
    Chromeextension://efaidnbmnnnibpcajpcglclefindmkaj/https://blog.uclm.es/cienciaspenales/files/2016/07/33criminalidad-y-globalizacion.pdf
  2. Captura del Estado, Macrocriminalidad y Derechos Humanos. Luis Daniel Vázquez Valencia. Edición digital.chrome-extension://efaidnbmnnnibpcajpcglclefindmkaj/https://mx.boell.org/sites/default/files/2019-12/captura%20del%20estado%20-%20interiores%20final.pdf
  3. Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional.
    chrome-extension://efaidnbmnnnibpcajpcglclefindmkaj/https://globalinitiative.net/wp-content/uploads/2021/02/Strategy-2021%E2%80%932023-Spanish-web.pdf
  4. México: la historia secreta de cómo Los Zetas convirtieron a Coahuila en un infierno. Alberto Nájar. BBC Mundo, Ciudad de México https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41882301.
Artículo anteriorCÓMO EJECUTAR ESTRATEGIAS DE LITIGACIÓN Y SUS HERRAMIENTAS METAPROCESALES
Artículo siguienteTERRORISMO MAPUCHE Y SU RESISTENCIA ARMADA EN CHILE