Inicio Nuestras firmas Una propuesta para la Seguridad Pública, con la inserción de la policía...

Una propuesta para la Seguridad Pública, con la inserción de la policía de proximidad

905
0

Por Antonio Eliseo López Acevedo

Breve introducción.

En nuestro país, actualmente existen tres rubros rampantes que flagelan constantemente a nuestra comunidad nacional, estos son:

a) La pandemia, suscitada por COVID 19, que aún no culmina;
b) El desempleo, que fue agudizado por la crisis sanitaria, y
c) La inseguridad, que se vive día a día en casi todas y cada una de las comunidades en el país.

Nos debe quedar claro a todos los ciudadanos, que los dos primeros rubros, tienen visos para su tratamiento y control, así como para su paulatina y posible solución, empero el tercero de ellos, parecería que no tiene actualmente, posibilidad alguna de solución.

Al respecto, se escuchan voces que claman que la solución a esta problemática, debería ser la aplicación de la denominada: “mano dura”, así como el aumento de las sanciones penales en diversos delitos, no obstante, lo que se debe buscar en realidad, es instaurar un equilibrio entre la función intrínseca de los cuerpos policiales (que se refiere al control y reacción de estos) y aquella otra, que debe de estar orientada definitivamente a la productividad y a la lucha eficiente contra la comisión de los delitos y la violencia que se genera (este punto, se refiere a tener una prevención que sea auténtica, de manera eficiente y eficaz) [1]

Propuesta de inserción de un nuevo modelo policial.

Por lo que, para que se pueda dar una respuesta firme y eficaz a la problemática actual referente a la lucha que se debe dar contra la delincuencia que sufre nuestro país, se hace necesario realizar un cambiar a los modelos policiales, los cuales deben tener como objetivos, principalmente qué estos sean acordes a las verdaderas necesidades de un estado, con características muy particulares, por lo que se propone por medio de este documento, la concepción de una policía centrada en los términos de la denominada:

policía-sociedad.

En donde, ambos se conciben como parte de una misma comunidad, entendiéndose que dicha coexistencia, debe existir en planos de amplia colaboración y superación de la concepción de la policía enfocada al control social, misma que debe de evaluarse constantemente en sus objetivos y fines que tiene dicha institución.

Se debe recordar, que actualmente se vive en un sistema garantista, que representan las características de un modelo preventivo, pero que esté en su intervención, tenga una tendencia a privilegiar las garantías consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los tratados internacionales, de los que México sea parte, por lo tanto y en esta virtud, se puede considerar fehacientemente que es el Estado, el responsable de que existan conductas antisociales o delictivas. [2]

Por lo tanto, se propone la inserción de un modelo de la policía de proximidad, que en nuestro país, ha dado bastantes, pero incipientes resultados, ya que ha costado mucho trabajo y ha sido muy lento, el superar la transición de un modelo reactivo a uno eminentemente preventivo; incorporando a esto, además, elementos de proximidad social y de metodología relacionada particularmente con la resolución en conflictos.

Al respecto y debido a que, independientemente del contenido del Plan Nacional de Seguridad Pública, mismo que entre otros objetivos los siguientes:

  • Se debe realizar una consolidación y coordinación efectiva para el diseño, implementación y evaluación de la política de seguridad pública;
  • Así como el reducir efectivamente la incidencia de los delitos con mayor impacto en la población;
  • Reducir significativamente la incidencia de los delitos vinculados a la economía ilegal;
  • Desarrollar en las instituciones de seguridad pública, diversos esquemas de proximidad nítida y cercanía con la sociedad;
  • Fortalecer las capacidades jurídicas, materiales y estratégicas relacionadas con la capacitación de las instituciones policiales;
  • Fortalecer el sistema penitenciario nacional, cambiando esquemas tradicionales, por estrategias operativas y jurídicas modernas, apegadas completamente a la normatividad internacional y al respeto y difusión de los Derechos Humanos;
  • Así como la especialización en el tema de los menores de edad, que llegan a infringir y entrar en conflicto con la ley penal.

Un modelo de policía de proximidad.

Por todo lo referido, podemos definir al modelo de policía de proximidad, como aquella institución de seguridad pública, que su actuación en cuanto a sus funciones y atribuciones, están basados en la creación de un Grupo Especial de Policías, los que están formados esencialmente en técnicas de cercanía a la ciudadanía, así como del levantamiento de encuestas y resolución de problemas locales, por lo que, este grupo de policías, sale a la calle en binomios, buscando conocer de manera personal a los vecinos de la zona específica que les toca vigilar, escuchando sus preocupaciones, tomando acciones inmediatas para responder a ellas y ganando de forma paulatina, la confianza de quienes habitan o trabajan en una zona o sector determinado. [3]

En este programa, se trabaja intensamente, para aumentar la sensación de seguridad y protección de los residentes de una comunidad en particular, de la manera de responder con diligencia a las preocupaciones de las mismas, así como a los problemas delictivos que les afectan, incrementando la eficiencia de los servicios de que disponen, al igual, que la cohesión social a nivel comunitario, donde además, debe existir un capital social o bien llamado, red de relaciones sociales, de confianza y valores compartidos, involucrándose la comunidad en un sentido de identidad cívica, que existe en la misma.

Por lo tanto, la prevención comunitaria del delito, involucra la participación en los residentes locales y las organizaciones que la componen.

Las principales funciones y estrategias que tiene la policía de proximidad.

El objetivo principal qué tiene el modelo.

De manera particular, este punto, se resume en elevar la calidad de la vida humana accionando a la fuerza policial, la que debe basarse en la protección social, frente a la comisión de conductas delictivas y al consecuente desorden público, con la mira de poder obtener una convivencia pacífica entre sus habitantes, por lo que, para lograr esto, existen diversos dispositivos básicos, que son los siguientes:

I. Prevención del crimen basado en la comunidad.

El punto inicial y toral se encuentra fundamentado, en la comunicación activa con el público, con la ciudadanía, por lo que el policía, debe demostrar su presencia en la comunidad, debe ser visible y accesible, protegiendo, así como reduciendo, adecuadamente el temor que se ha generado, hacia los elementos policiales, de igual forma, disuadiendo definitivamente el crimen.

II. Reordenación del patrullaje.

Ha quedado plenamente demostrado que el patrullaje motorizado al azar y la respuesta rápida, no son suficientes, ni eficientes para disminuir el número de delitos o la aprehensión eficaz de los delincuentes, por lo que, las operaciones de patrullaje deben fortalecer una implicación más profunda con la comunidad, la que no dependerá únicamente de las llamadas de emergencia, sino que más bien, debe ser desplegada como un servicio que conduzca a una familiarización con la comunidad, teniendo un contacto permanente con las personas, convirtiéndose así, en una pieza notablemente visible en el escenario comunitario, utilizando para esto definitivamente, la inteligencia policial.

III. Policía orientada a la resolución de problemas    

En este tema, incide directamente en que se señala que los modelos policiales qué se desempeñan en base al modelo: SARA (por sus siglas en inglés), qué es una metodología basada en cuatro pasos:

  1. Búsqueda, una vez que es conocido el problema o conflicto, el que se indaga en sus orígenes tanto sociales, como económicos, demográficos, familiares, geopolíticos, etc.
  2. Análisis, en este momento, es cuando es obtenida la información, la que se debe de analizar en busca de propuestas reales de solución, dicho análisis debe, comprender los recursos existentes, así como los elementos que puedan jugar en favor o bien, en contra de la resolución de dichos problemas.
  3. Respuesta, detectado y conocido el problema, así como a una vez analizado en su conjunto, por expertos del tema, se debe dar una respuesta definitiva, que puede ser de diversos tipos metodológicos.
  4. Evaluación, la respuesta debe ser evaluada con base en sus resultados, así como en su impacto social, una vez que se haya finalizada con la intervención.

Estos resultados, deben ser eficaces en la lucha contra la criminalidad de una comunidad en particular.

IV. Aumentar la rendición de cuentas

La policía comunitaria no solo implica escuchar los problemas que tiene la comunidad, sino también, las posibles críticas a su trabajo, lo que significa un gran paso para la correcta evaluación de las fuerzas policiales, las que deben de estar con apertura, aunque esto implica que se encuentren en diversas ocasiones en contradicción con la tradicional creencia, de que los únicos que saben mejor que cualquier persona, cómo pueden proteger a la comunidad y hacer cumplir la ley, son los policías

V. Descentralización de mandos.

Este punto de manera particular, refiere que en la práctica los jefes de unidades, poseen una capacidad muy limitada para establecer sus propias operaciones y estrategias, por lo que, este modelo a partir de que cada comunidad tiene sus propias prioridades y problemas particulares, es que la policía comunitaria debe de ser adaptable y sensible a esas necesidades y para lograrlo, resulta necesario que la policía en este terreno, cuente con la libertad de actuar según su propia lectura de las condiciones locales, por lo que la descentralización del mando, por lo que se hace necesario aprovechar el conocimiento particular que involucra la relación entre la policía y la comunidad, sin embargo, este es punto el de mayor resistencia de las estructuras y mandos jerárquicos policiales.

Conclusión.

Todo esto, en conjunto con políticas criminológicas integrales, que van desde la pormenorizada selección, preparación, actualización y especialización del personal que conforma las instituciones policiales, iniciando por los propios directivos, evaluándolos en su capacidad, conocimientos, habilidades y probidad, para realizar la dirección adecuada y, sobre todo, en este punto, la ontología de su actuación, que debe ser irreprochable.

Todo esto, será parte fundamental de la realización de un cambio de mentalidad social y se dejará de manera paulatina el desapego a esta institución tradicional, por el reconocimiento y apoyo social que se tendrá hacia el modelo de la policía comunitaria.

Citas.
[1] Guajardo García, Carlos. experiencia de la policía vecinal de proximidad del municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México. Programa Nacional de prevención de la violencia y la delincuencia primera edición noviembre 2015. México. p.11.
[2] Orellana O. Seguridad pública, profesionalización de los policías. editorial Porrúa. México. p. 6.[3] Mendoza. A., y Salgado. una visión del futuro hacia una seguridad ciudadana. la Policía Municipal De Chihuahua. Secretaría de Gobernación. Comisión Nacional para prevenir y erradicar la violencia contra mujeres. Instituto para la seguridad y la democracia. municipio de Chihuahua. México. p. 24.

Antonio Eliseo López Acevedo

Profesor de Educación básica del Estado de México. Licenciado en Derecho por la U.N.A.M. Maestro en Ciencias Penales por el Instituto de Ciencias Jurídicas de Estudios Superiores, Egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México. Egresado de la Academia Nacional del F.B.I. en Quantico, Estado de Virginia, en los Estados Unidos de Norteamérica, del curso para: “La investigación de delitos”. Maestría en Procuración de Justicia por el Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Autónoma de México. Doctor en Derecho Penal y Doctorando en Anticorrupción y Sistema Penal. Capacitador Certificado Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la implementación del Sistema de Justicia Penal, tanto por Méritos Personales. Certificado en Trato al Público por CONOCER.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí