Inicio Nuestras firmas El inicio y la función del Sistema de Justicia Penal en México

El inicio y la función del Sistema de Justicia Penal en México

385
0

El Sistema de Justicia penal llego a México, debido a la reforma de fecha de 18 de junio de 2008, este cambio ha sido uno de los más importantes en nuestro país, debido a que se pretendía que, con la llegada de esta reforma, terminara parte del rezago que tenían nuestros juzgados penales, ya que nuestro sistema de justicia se manejaba que cuando una persona cometía un delito y lo confesaba, se decía esta frase, “esta confeso”, considerando la confesión como la prueba máxima en el procedimiento penal, considerando los justiciables, que no había más que hacer, también se tenía la idea de que la persona que cometía la conducta delictiva, era culpable desde el principio, sin permitir la presunción de inocencia.

El sistema de justicia tradicional en nuestro país se vio rebasado por los avances técnicos y científicos, impidiendo que la investigación pudiera darse en forma eficiente; no se tenía una justicia pronta y expedita; teníamos sobrecargada la actividad jurisdiccional, haciendo los procesos lentos y burocráticos.

Este sistema, conocido por muchos como Sistema Tradicional, era de forma escrita, se dice que, fue el sistema penal que más personas inocentes dejo en prisión, ya que si las personas carecían de recursos para pagar abogados y tener una buena defensa, la mayoría se quedaba en prisión, fue por ello que cansados de tantas injusticias, y al reclamo internacional, así como recomendaciones como Derechos humanos, y fue que México empezó a imitar a otros países, era necesario hacer algo, fue ahí que surgió una verdadera transformación implementando un gran cambio en nuestra historia, razón por la cual nació la Reforma el 18 de junio de 2008, considerándose el cambio más importante en materia penal en la historia de nuestro país:

Las publicaciones se realizaron en el Diario Oficial de la Federación Implementando el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en México en octubre 2016, reformando diez artículos de la Constitución mexicana: 16, 17, 18, 19, 20, 21 y 22, 73 en sus fracciones XXI y XXIII, articulo 115 en su fracción VII, articulo 123 fracción XIII, dando un límite de ocho años a todas las entidades de nuestro país, para adoptar este nuevo SISTEMA DE JUSTICIA PENAL. Esta transformación legislativa estableció las bases para transitar de un modelo penal inquisitivo a un modelo penal acusado, teniendo en consideración instrumentos internacionales en derechos humanos de los que México forma parte.

En dicha modificación constitucional se estableció un plazo de ocho años para que dicho Sistema se implementara de manera general y particular en nuestro país, incluyendo cada una de sus entidades federativas. La fecha para lograr la transición se estableció en junio de 2016. Se ordenó transformar en total 34 sistemas de justicia, uno por cada entidad federativa, más el federal y el militar; además, el número de instituciones que fueron aceptadas a estos ordenamientos Dirección General de análisis legislativo 2 sumaron 134.

Dicha reforma está basada en un proceso penal de corte acusatorio, con la finalidad de garantizar los derechos humanos, entre los cuales resaltan la igualdad ante la ley, el acceso a la justicia, el debido proceso y la presunción de inocencia, reducir el índice de impunidad, dar rapidez y seguridad jurídica a los procedimientos penales, Recuperar la credibilidad de la ciudadanía hacia las instituciones del sistema de Justicia Penal. Contar con resoluciones judiciales justas respetando los derechos de las víctimas, como de los imputados.

Todo esto implico la llegada de nuevas normativas, generación de nueva infraestructura, desarrollo de modelos de gestión distintos, capacitación a miles de operadores y difusión del nuevo modelo de justicia entre la población, frustración entre los abogados expertos en litigar sistema tradicional ya que la mayoría tuvimos que capacitarnos y adaptarnos a este nuevo sistema. Aunque al principio algunos estados se oponían al cambio y a la entrada de este Nuevo Sistema de Justicia penal, solicitando prorrogas, pidiendo más tiempo para que entrara en vigor dicho sistema.

Esta transformación legislativa estableció las bases para transitar de un modelo penal inquisitivo a un modelo penal acusatorio, teniendo en consideración instrumentos internacionales en derechos humanos de los que México forma parte. En dicha modificación constitucional se estableció un plazo de ocho años para que dicho Sistema se implementara de manera general y particular en nuestro país, incluyendo cada una de sus entidades federativas. La fecha para lograr la transición se estableció en junio de 2016. Se ordenó transformar en total 34 sistemas de justicia, uno por cada entidad federativa, más el federal y el militar.

¿Qué es la Justicia Penal? Conocido por muchos como Sistema de Justicia Penal Acusatorio, fue creado con el objeto de dar solución a los conflictos de una manera pronta, transparente, justa, eficiente, humana y respetando las garantías individuales de cualesquiera individuos. Su objetivo principal es asegurar la reparación del daño a las víctimas, refuerza el debido proceso, fortalece la presunción de inocencia.

Este muevo sistema, conocida como Justicia penal está basada en un sistema acusatorio-adversarial es decir que existen dos partes que intervienen en el juicio una que acusadora y otra que se defiende; es adversarial porque, tanto la acusación como la defensa, se realizan mediante una confrontación de pruebas y argumentos de cada una de las partes. Ambas partes deben ser escuchadas, comentadas, negadas o aclaradas ante un Juez; es oral porque él se realiza mediante un debate oral frente a un Juez que debe estar siempre presente, y no como antes en el sistema tradicional, que era de manera escrita y que jamás le veíamos al Juez.

¿Que busca la Justicia penal? reducir el índice de impunidad, dar rapidez y seguridad jurídica a los procedimientos penales; Contar con resoluciones judiciales justas; Recuperar la credibilidad de la ciudadanía hacia las instituciones del sistema de Justicia Penal. Esta Justicia Penal, contempla también otras medidas de solución de conflictos, como la Justicia alternativa o procesos abreviados.

Se dice que la Justicia Penal puede empezar de dos formas, la primera cuando se comete algún delito y la persona a quien en este sistema se le llama imputado es detenido en fragancia y la otra a través de la presentación de una demanda o querella, se basa en conocidos principios rectores que son: publicidad, inmediación concentración, contradicción , continuidad, que para muchos de los litigantes en esta materia ha sido difícil poder que se cumple, ya que en ocasiones nos hemos topado con Jueces negados a que los contradigan, o que les hagan ver alguna omisión, situación que ha causado cierto descontento entre el mundo de los litigantes.

Las etapas que comprende el proceso penal acusatorio, conforme al artículo 211 del Código Nacional de Procedimientos Penales, son tres ETAPA DE INVESTIGACION aquí lo que hacemos es recolectar pruebas, todo lo que necesito para probar mi teoría del caso, ministerio público y defensa es decir ambas partes recolectan sus pruebas, se sub divide en dos etapas de investigación inicial investigación complementaria. Luego tenemos la etapa intermedia, que es la etapa donde depuramos hecho de hecho, derecho y medios de prueba, esta etapa inicia con el escrito de acusación y se cierra con el auto de juicio oral.

La etapa de Juicio Oral, es donde reproducimos lo que ya depuramos licito, legal, pertinente. En esta ultima etapa En esta última etapa El Juez de juicio oral debe escuchar a las partes y valorar las pruebas que se desahogaron en los interrogatorios. Después, dictará la sentencia que determine la culpabilidad o inocencia del imputado, la cual tiene que ser leída y explicada de una manera clara y precisa para el imputado y la víctima.

Hoy, las víctimas del delito y los responsables de cometerlo, podrán saber desde un inicio cómo funciona la justicia, qué esperar del proceso penal y entender con toda claridad lo que sucede durante un juicio. Recordemos que el debido proceso penal es un derecho humano. Como litigante en materia penal, espero que las cosas mejoren y se cumpla con los lineamientos del debido proceso, que la Justicia Penal cumpla con los objetivos para la que fue creada.

Yesenia Hernández López

Maestra en Juicios Orales, Perito en Criminalística, Balística y Grafoscopía, Catedrática, Licenciada en Derecho egresada de la Universidad Autónoma de Baja California. Especialista en Criminalística.

Twitter: @Yesenia44669158

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí