Inicio Escena del crimen Alertan de posible subregistro de homicidios en CDMX y siete estados

Alertan de posible subregistro de homicidios en CDMX y siete estados

315
0
Causa en común

Por: Arturo Ángel

La organización no gubernamental, Causa en Común, detectó durante el primer trimestre de 2023 un posible subregistro deliberado de víctimas de homicidio doloso en por lo menos ocho entidades del país, entre ellos la Ciudad de México.

Las anomalías fueron detectadas tras una revisión de los números que las fiscalías estatales reportan al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y con los cuales se presenta, cada mes, los datos de incidencia delictiva.

Notitia Criminis publicó el pasado 19 de abril que en el primer trimestre de este año los asesinatos subieron hasta en un 30 por ciento en 16 estados. El informe de Causa en Común denominado “Análisis de registros de incidencia delictiva” confirma estos incrementos, pero advierte que podrían ser incluso mayores.

Lo anterior debido a que muchos casos no son incluidos en las categorías principales de delitos, sino en subcategorías por separado – con títulos ambiguos – que se incluyen en los registros. Con ello, señala el informe, se abre la puerta para un subregistro de víctimas y por ende para mostrar una incidencia distinta.

En el caso de los homicidios dolosos ello estaría ocurriendo con una categoría denominada “víctimas de otros delitos contra la vida y la integridad”, en donde se están registrando posibles asesinatos sin que quede claro porque no aparecen en las categorías de homicidio doloso.

Se trata de una situación irregular que ocurre en 8 de los 32 estados del país. Una de ellas es la Ciudad de México donde se reportaron 243 víctimas de homicidio de enero a marzo de 2023, pero al mismo tiempo otras 223 víctimas en la referida categoría de “delitos contra la vida”. De corresponder a casos de homicidios significaría que en la capital del país se ocultan o subregistran 1 de cada 2 asesinatos.

Un caso más dramático es el de Baja California Sur donde en el primer trimestre del año se informó de solo 9 víctimas de homicidio, pero hay otras 51 víctimas clasificadas en delitos contra la vida. Baja California reportó 535 víctimas de asesinatos, pero al mismo tiempo registró otras 612 en la categoría de otros delitos contra la vida.

Campeche registró 117 víctimas en delitos contra la vida y al integridad, en contraste con solo 28 víctimas de homicidio doloso de enero a marzo de este año. Querétaro reporta 317 víctimas en delitos contra la vida, en contraste con 44 víctimas de homicidio doloso en el mismo periodo.

Los otros estados con estas irregularidades son Sinaloa donde hay un registro de 136 víctimas de homicidio, pero una cifra superior de 185 en delitos contra la vida; Tabasco con 62 casos de homicidios respecto a 178 en víctimas de otros delitos contra la vida; y Yucatán donde se informó de seis asesinatos frente a 39 víctimas en la otra subcategoría.

Causa en Común advierte que a la incertidumbre de los registros de homicidios hay que agregar los registros de personas desaparecidas que, según investigaciones periodísticas y la experiencia en otros países, podría estarse usando para ocultar homicidios. Hay cuatro estados (Tamaulipas, Baja California, Sinaloa y Nayarit) que en el primer trimestre del año reportaron más víctimas de desapariciones que homicidios.

Subregistros en otros delitos

El informe de Causa en Común advierte que el posible subregistro de víctimas también ocurre en otros delitos. Es el caso de ilícitos como trata de personas o corrupción de menores que se agrupan en “delitos contra la sociedad”; o el de secuestro que puede diluirse en subcategorías como “rapto” u “otros delitos contra la libertad personal”.

En el estado de México, por ejemplo, se reportaron solo 25 víctimas de secuestro en contraste con las 1 mil 475 víctimas registradas en la categoría “otros delitos contra la libertad personal”. O el de Baja California donde solo se registraron dos casos de secuestro en el primer semestre, pero 1 mil 191 en la otra categoría.

La Fiscalía de Nuevo León informó de seis víctimas de secuestro de enero a marzo, en contraste con 24 víctimas de rapto en el mismo periodo, y con las 879 víctimas de otros delitos contra la libertad personal. Colima reportó cero víctimas de secuestro en el primer trimestre de 2023, pero 78 víctimas de otros delitos contra la libertad.

El delito de extorsión es otro que de acuerdo con el análisis de la organización registra un comportamiento extraño en algunos registros, lo que podría ser producto de errores o un subregistro deliberado. Por ejemplo. Chihuahua reportó un solo caso de extorsión en todo el primer trimestre del año.

Zacatecas pasó de 158 víctimas de extorsión en el primer trimestre de 2022 a solo 26 en el mismo periodo de este año, lo que no parece ser un comportamiento orgánico de este registro. Otros estados como Sinaloa y Coahuila registraron solo seis víctimas durante los tres primeros meses de 2023.

***

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí