Inicio Nuestras firmas EL JUEZ DE CONTROL, CONOCE LA CARPETA DE INVESTIGACIÓN

EL JUEZ DE CONTROL, CONOCE LA CARPETA DE INVESTIGACIÓN

237
0

Por Hilda Solis Calderón

En los Centros de Justicia escuchamos muchas veces la palabra de sesgo cognitivo, pero el día de hoy voy a ir mas lejos, yo le voy a llamar “sesgo inducido” o “sesgo antiético”, y así le llamare a aquel en el que el Juez de Control se induce imponiéndose previa audiencia por si o por terceros (en este caso inicial) de registros de investigación que serán vertidos en audiencia, como defensa, considero que no soy la primera ni la ultima que se ha percatado de manifestaciones y datos que no se han mencionado por la Fiscalía y que posteriormente son abordados por el Juez, situación de verdad preocupante y alarmante, y que espero sea reconsiderada por quienes tienen en su mano la impartición de justicia; no es desconocida la interacción entre Fiscalías y órganos jurisdiccionales, mucho menos la simpatía para con los institutos armados, sin embargo, quienes están pagando los platos rotos son los justiciables, quienes enfrentados de manera directa y personal con el poder punitivo del Estado, se presentan ante quien de manera objetiva y ética esperan recibir una administración de justicia.

Hace días se abordó de una forma más política que jurídica el tema de la prisión preventiva oficiosa, y pareciere que volvemos a mirar las simpatías entre la procuración de justicia y la impartición de justicia, donde un Estado Mexicano vuelve a imponerse ante Derechos Fundamentales de sus gobernados, no se puede dejar de buscar un bien común entendido este como la paz y seguridad, pero este no puede ser a costa de otros derechos.

A lo largo de mi carrera me he cuestionado, si realmente se busca el bien común, o solo se atienden a políticas criminales de antaño, a estrategias de seguridad que ya no están vigentes a la realidad jurídica de este país, a los olvidados intentos de consolidar un sistema de justicia de corte acusatorio, donde las partes actúan de manera objetiva y se materializan los Principios rectores de este sistema; es importante abordar en nuestro mas alto Tribunal un tema tan trascedente como la prisión preventiva, pero también es importante evaluar lo que se materializa en cada Centro de Justicia, escuchar al destinatario de la norma, retomar algo tan sencillo como la ética en la función, sobre todo en esta época en la que las instituciones han sido minadas y reducidas a un discurso político del poder en turno.

Cuando un Juez de Control conoce previa audiencia del caso a resolver, la Justicia se da la vuelta y se esconde detrás de sesgos que impiden conocer una visión distinta a la del órgano de acusación, impide la apreciación natural de una Presunción de Inocencia en su vertiente mas objetiva, permite un desequilibrio entre las partes, y una distancia entre lo que se sabe y lo que se resuelve, entre el ser y el deber ser, entre lo ético y lo justo, imponiendo brechas donde el camino era parejo.


Mtra. Hilda Solis Calderón

Abogada Penalista.

Facebook: Hilda Calderon