Inicio Nuestras firmas VÍCTIMAS

VÍCTIMAS

214
0

Por Ana Paola Aquino Ramos

¿Por qué surgen los delitos? ¿Por qué hay personas que deciden cometer estás conductas calificadas como delitos?

Lo cierto es que al ser parte de una sociedad estamos obligados a cumplir ciertas normas que coadyuvan a un bien común general para todos.

Las normas pueden ser morales, jurídicas, sociales, incluso religiosas, cada norma tiene su forma coercitiva en la que se sanciona determinada conducta, por ejemplo una norma social sería aquella en la que al ser parte de una sociedad determinada estemos obligados a comportarnos con cierto grado de educación con los demás ¿Qué pasaría si comenzamos a ser groseros, agresivos con las demás personas?, este tipo de comportamiento provocaría un rechazo social como resultado a esa conducta calificada como errónea.

Cualquier conducta es una acción que tiene una reacción positiva o negativa independientemente del tipo de ámbito normativo moral, jurídico, social, etc.

¿Por qué es importante la atención adecuada a una víctima? La mayoría de las veces en la que se comete una conducta contraria a las normas jurídicas, es porque el sujeto activo tuvo circunstancias que lo orillaron a cometer esa conducta, un ejemplo en particular es John Wayne Gacy también conocido como Pogo, ‘el payaso asesino’, un hombre que asesinó a 33 jóvenes de entre 14 y 21 años en Chicago, Estados Unidos.

Wayne fue un hombre calificado por las personas que lo rodeaban como una persona respetable, bondadoso; en sus tiempos libres se vestía de payaso, le gustaba hacer felices a los niños. Mantuvo una doble vida de ciudadano respetable, pero a la vez una vida en la que violaba y asesinaba a jóvenes.

Llevaba a sus jóvenes víctimas, siempre varones, a su casa con ofertas de trabajo en su compañía constructora, pero también les ofrecía drogas, alcohol, para luego narcotizarlos y estrangularlos. Siempre fueron jóvenes estudiantes o niños.

Primero los drogaba y los esposaba, y después les ponía un largo trapo alrededor del cuello que, con ayuda de un palo a modo de torniquete, acababa ahogándolos, y luego enterraba los cadáveres en el sótano y en el jardín, principalmente.

¿Por qué este criminal se le considera una víctima?

A lo largo de su niñez y adolescencia era castigado frecuentemente por su padre, un alcohólico que abusaba físicamente de la familia, y solía castigarle pegándole con un cinturón de cuero. Además, abusaba físicamente de su madre.

Tanto en su infancia como en la adolescencia se esforzaba por hacer que su padre se sintiera orgulloso de él, pero fueron pocas las veces que ganaba su aceptación.
Su padre lo denigraba, llamándole a menudo «marica», «estúpido» y «niño de mamá».

Además, su padre tenía conductas machistas contra su madre y sus hermanas, esa conducta más adelante la repitió Wayne. A los 9 años de edad, un amigo cercano a la familia abusó sexualmente de él, ocasionando su homosexualidad en su vida adulta.

Su historia es un claro ejemplo de cómo una víctima al sufrir hechos traumáticos y al no ser tratado como debía, no ser atendido a tiempo, no tener una atención psicológica adecuada, provocaron que este sujeto cometiera esas conductas.

En México, la Ley General de Víctimas, se enfoca en garantizar los derechos que gozan las víctimas, por ejemplo, el derecho a tener una reparación integral, una atención médica, psicológica adecuada. Esta ley tiene principal importancia al tener como objetivo la reparación de la víctima, no solo económicamente sino también en el aspecto psicológico y médico.

En conclusión, es muy importante los programas de prevención, dónde la víctima se le pueda resarcir el daño causado a sus bienes jurídicos; ya que de lo contrario en algunos casos las víctimas se pueden convertir en victimarios afectando al bien común en la sociedad.


Ana Paola Aquino Ramos

Estudiante de la Licenciatura de Derecho del Estado de Puebla