Inicio Nuestras firmas Operación Tornillo

Operación Tornillo

448
0

Bien decía Platón que “la peor forma de injusticia es la justicia simulada” y es que nos encontramos en una realidad sumamente compleja ante los diversos atropellos de la justicia -por lo menos- capitalina.

Apenas el 24 de enero de 2023 se dio el tercer informe de labores de la Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, en dicho evento se describió una realidad ajena a la que vivimos las y los capitalinos, se dijo que los delitos de alto impacto se habían reducido en un 46.5 por ciento, destacando que se incrementó el número de ordenes de aprehensión en un 201 por ciento y se logró la vinculación de más de 27 mil imputados.

Aquí es donde me detengo para hacer unas cuantas reflexiones pues apenas cerrando el 2022 se consideró a la Ciudad de México como uno de los Estados con mayor índice de presuntos feminicidios. Por lo tanto, la percepción de la Fiscal no se comparte en lo absoluto, pues solo basta leer los periódicos día con día para percatarse que siempre encontraremos en nuestra gustada sección del México Rojo algún evento delictivo de “alto impacto” sucedido en la Ciudad de México.

Ahora, señalar que se ha logrado la vinculación de 27 mil imputados no es un índice idóneo para saber que nuestro sistema de justicia esté funcionando o por lo menos, no es un dato para considerar como un logro de la administración actual, pues debemos recordar dos cosas, el auto de vinculación a proceso solamente presume que una persona “pudo” haber participado en el delito que se investiga y en ese pudo, caben muchas interpretaciones por parte de nuestros juzgadoras y juzgadores.

Y aquí me detengo para explicar el título de mi columna, es un secreto a voces que las Fiscalías se manejan por número para una simulada justicia, entre más detenidos y vinculados a proceso, mejor, sin importar si dichos casos se caigan en una apelación, en un amparo o en un juicio oral. Así, se ha detectado una forma de operar entre la Fiscalía de la Ciudad de México en coordinación con los elementos remitentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la cual en el bajo mundo le han denominado “operación tornillo” por la analogía que se puede hacer de esta herramienta, ¿en qué consiste? Prácticamente en detener a una persona -de preferencia de bajos recursos-, cuadrarle algún delito entre los que destacan robo con violencia y remitirlo ante la fiscalía desconcentrada más cercana, para que una vez que se encuentre ante el Ministerio Público se busque a un tornillo, es decir, una falsa víctima que “sujete” el caso para que no se caiga en audiencia inicial.

Se rumora que Jueces del Reclusorio Oriente se han percatado que en más de 10 casos -por lo menos- siempre sale el nombre de la misma víctima denunciando robos con violencia, prácticamente con el mismo modus operandi, por lo cual las vinculaciones a proceso ya no son tan fáciles de obtener para la Fiscalía, pues aún y cuando las lograban al retrasar la obtención de cámaras del C5, los datos tan evidentes, resultan un tanto sospechosos. Y es que para decirles que hay casos en que ni siquiera el nombre de la víctima se encuentra registrado en alguna base de datos y aun así logran la vinculación a proceso, todo esto ni siquiera necesita que señale un dato en concreto porque usted sabe que esto se hacía desde hace mucho tiempo, solamente que ahora se está retomando dicha actuación.

¿Qué nos toca hacer? Denunciar este tipo de hechos, extender la mano a los menos protegidos y combatir las arbitrariedades de las Fiscalías, no solo de la local, la cual está pasando por momentos sumamente críticos en cuanto a su credibilidad e independiente, basta ver los últimos casos que se han viralizado; la investigación exprés de 6 días donde se exoneró a la Ministra Yasmin Esquivel; la vinculación a proceso del conducto del tren de la Línea 3; la detención de la señora Viviana Salgado; el caso de Alejandra Cuevas; el caso de Lidia Gabriela; en fin, un sinfín de casos en los cuales pareciera que la Fiscalía está más preocupada por rendir cuentas en el Antiguo Palacio de Ayuntamiento, que a la propia ciudadanía.

Adrián Arellano Regino

Egresado de la UNAM, Maestrante de la universidad de Barcelona, Abogado en Regino abogados.

Facebook: Adrián Regino

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí