Inicio Nuestras firmas Declaración Universal de los Derechos Humanos después de 74 años: ¿celebrar o...

Declaración Universal de los Derechos Humanos después de 74 años: ¿celebrar o reevaluar?

473
0

En celebración del 74 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el pasado sábado 10 de diciembre celebramos el Día de los Derechos Humanos. En este día dialogamos con nuestros lectores sobre la importancia de este instrumento internacional para la protección y promoción de los derechos humanos. Además, realizamos una crítica dirigida a las características de la Declaración Universal que, en la práctica, resultaron ser obstáculos para la realización de estos derechos.

Inicialmente, es importante destacar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos es un gran paradigma para el derecho internacional de los derechos humanos. Representa la internacionalización de los derechos humanos, un momento en el que los Estados conciben que, a nivel mundial, tenemos valores y derechos comunes, que deben ser protegidos por todos, independientemente de dónde se encuentren y de cuestiones como género, nacionalidad, religión, etnia y color.

Esta construcción nació en un momento histórico importante. Luego del cometimiento de graves atrocidades contra la especie humana en la Segunda Guerra Mundial, el derecho internacional no podía permanecer ajeno a las múltiples violaciones a los derechos humanos ocurridas bajo sus ojos con base en la justificación de la aplicación de las leyes nacionales y la soberanía nacional. En este sentido, otro hecho importante de la Declaración Universal es la flexibilización de la soberanía nacional que, desde los Tratados de Paz de Westfalia, ya ha sufrido cambios importantes en materia de igualdad y que luego pasará a formar parte de la construcción y pilares de la Organización de las Naciones Unidas.

Es innegable que a partir de la constitución de la ONU y, posteriormente, de la Declaración Universal, empezamos a construir un nuevo rumbo para el derecho internacional de los derechos humanos.

La Declaración Universal, además de determinar los valores comunes a la humanidad, también esbozó las características de los derechos humanos, a saber, la universalización, la interdependencia y la indivisibilidad. Las características determinan que inicialmente los derechos humanos se dirijan a todas las personas, independientemente de cualquier factor. Son interdependientes e indivisibles, es decir, para la plena realización de la dignidad de la persona humana no podemos separar los derechos humanos, es necesario garantizarlos de manera integral.

Sin embargo, la Declaración Universal no contó con factores que pudieran determinar y hacer que los Estados la implementaran universalmente. Los valores y derechos nunca fueron comunes a los Estados, lo que dificultó la aplicación y vigencia de los derechos humanos. Es innegable el ejemplo de países con leyes más restrictivas en derechos relacionados con la cultura o incluso más restringidas a los temas de las mujeres. En estos casos, los derechos humanos no se aplican por igual y el debate sobre la multiculturalidad es un tema que divide opiniones.

Otro aspecto importante a destacar es el intento de implementación de los Derechos Humanos a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que buscan la efectividad de los derechos humanos a partir de acciones y metas, que, cabe señalar, se mencionan sólo dos veces en la Agenda 2030. Ahora la aplicación de metas y acciones se realizan de manera más individualizada, por los propios Estados. La perspectiva es estatal/global ya no global/estatal.

El tema que engloba a los derechos humanos requiere de la acción conjunta de gobiernos, sociedad civil, empresas y universidades, porque sin organización y trabajo en red, los derechos humanos siempre estarán tirados de un lado para otro. Deben ser prioridades de acción en las agendas de gobierno, en las políticas públicas, y para eso es fundamental la participación de todos.

La celebración del día de los derechos humanos es una fecha importante, especialmente para recordar su existencia y la importancia de la observancia y vigilancia de los derechos humanos. Sin embargo, la jornada también nos hace revaluar el compromiso de los Estados con el ser humano en un contexto de declive de varios derechos como la libertad de prensa, la seguridad, la igualdad entre los Estados, la ilegalidad de la declaración de guerra, el racismo, la discriminación, la intolerancia, la violencia contra mujeres y niñas, las múltiples violaciones a los derechos humanos que están afectando a las personas migrantes y refugiadas, el aumento del hambre y la pobreza, entre otros.

La propuesta es que podamos luchar por un bien común, por el propósito general que nos une como sociedad: los derechos humanos. En este sentido, para que sean efectivos, es fundamental trabajar en sociedad y cooperación entre todos.


Micheli Piucco

Doctoranda en Derecho

Profesora en la Universidad de Passo Fundo

Abogada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí