Inicio Nuestras firmas ¿Ha funcionado la regulación del trabajo sexual en Ámsterdam los últimos años?

¿Ha funcionado la regulación del trabajo sexual en Ámsterdam los últimos años?

243
0

El trabajo sexual es una actividad que genera controversia y debate al rededor del mundo. Algunos lo consideran una forma de explotación, violencia y violación de los derechos humanos, mientras que otros lo ven como una opción laboral legítima, una expresión de la libertad sexual y una fuente de ingresos para muchas personas.

Países Bajos es uno de los países que ha adoptado una postura más progresista y tolerante hacia el trabajo sexual, al legalizarlo desde el año 2000 y regularlo mediante licencias, impuestos y controles sanitarios. Sin embargo, esta política no ha estado exenta de problemas y críticas, tanto internas como externas.

Por un lado, se ha señalado que la legalización no ha logrado erradicar la explotación, la trata y el abuso de las personas que ejercen el trabajo sexual, especialmente de las mujeres y las migrantes, es decir personas en situación de vulnerabilidad. Por otro lado, se ha cuestionado el impacto que tiene el trabajo sexual en la imagen y el ambiente de la ciudad de Ámsterdam, donde se concentra la mayor parte de la oferta y la demanda.

En este contexto, la alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, ha propuesto una serie de medidas para reformar la política de trabajo sexual en la ciudad, con el objetivo de mejorar la situación de las trabajadoras sexuales, reducir la criminalidad y el turismo masivo, y preservar el patrimonio histórico y cultural del centro urbano.

Entre las medidas propuestas se encuentran las siguientes:

– Penalizar a los clientes que sepan o sospechen que las trabajadoras sexuales son víctimas de explotación o de trata, con penas de hasta seis años de cárcel y multas de más de 22.000 euros¹.
– Trasladar parte de los burdeles del distrito rojo a otras zonas menos céntricas y más seguras, para descongestionar el centro y ofrecer mejores condiciones de trabajo a las trabajadoras sexuales³.
– Crear un centro de información y asesoramiento para las trabajadoras sexuales, donde puedan recibir apoyo legal, social y sanitario, y donde puedan denunciar cualquier situación de violencia o abuso².
– Impulsar la participación y la representación de las trabajadoras sexuales en el diseño y la implementación de las políticas públicas que les afectan, así como en la defensa de sus propios derechos humanos⁴ ⁵.

Estas medidas han generado reacciones diversas entre los diferentes actores involucrados. Algunas trabajadoras sexuales han expresado su apoyo a las iniciativas que buscan protegerlas y hacerlas participes del desarrollo de este proyecto que se relaciona directamente con la actividad que desempeñan día con día como modo de vida, pero otras han rechazado la idea de cambiar de ubicación o de perder clientela. Algunos turistas y visitantes han mostrado su interés por conocer y respetar la cultura y la historia de la ciudad, pero otros han manifestado su decepción o su indiferencia por los cambios, pues el progresismo característico de esta ciudad se ha confundido con un paraíso que propicia el libertinaje, pues la regulación del trabajo sexual, contrario a ello, supone adoptar medidas que favorezcan a las personas que se dedican al ejercicio de esta actividad y su desarrollo con el entorno, vitando así la proliferación de células criminales en materia de trata de personas.

Podemos decir entonces que la política criminal sobre la regularización del trabajo sexual en Ámsterdam es un tema  que requiere de un análisis riguroso y de un diálogo amplio y especialmente participativo, que involucre tanto a las trabajadoras y trabajadores sexuales como a la sociedad que interactua con ellos. No se trata simplemente de una cuestión de trascendencia legal o económica, sino también de un fenomeno social y cultural, que implica valores, derechos y responsabilidades. El trabajo de las autoridades y la ciudadanía es encontrar un equilibrio entre la tolerancia y la protección, entre la libertad y la seguridad, y entre el pasado y el futuro, sin dejar de observar los derechos humanos y la dignidad de las personas que ofrecen estos servicios.

(1) Países Bajos penaliza al cliente que sepa o sospeche que las …. https://elpais.com/sociedad/2022-01-05/paises-bajos-penaliza-al-cliente-que-sepa-o-sospeche-que-las-prostitutas-son-victimas-de-explotacion-o-de-trata-de-personas.html.
(2) Trabajadoras sexuales del barrio rojo de Amsterdam, en Países Bajos …. https://www.semana.com/mundo/articulo/trabajadoras-sexuales-del-barrio-rojo-de-amsterdam-en-paises-bajos-marchan-por-su-derecho-a-ejercer-la-prostitucion-en-ese-lugar/202319/.
(3) Ámsterdam anuncia nuevas regulaciones al cannabis y trabajo sexual. https://www.cnn.com/videos/spanish/2023/04/02/amsterdan-reglas-trabajo-sexual-barrio-rojo-vo-rafael-romyo-mirador-mundial.cnn.
(4) Los derechos humanos de las trabajadoras sexuales, ¿cuál es el …. https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/los-derechos-humanos-de-las-trabajadoras-sexuales/.
(5) POLÍTICA PARA PROTEGER LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS TRABAJADORES Y LAS …. https://www.es.amnesty.org/fileadmin/noticias/Preguntas_y_respuestas_derechos_trabajadores_sexuales_110515_01.pdf.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí