Inicio Nuestras firmas Los delitos de cuello blanco en México: una amenaza invisible

Los delitos de cuello blanco en México: una amenaza invisible

84
0

Los delitos de cuello blanco son aquellos que se cometen aprovechando una posición de poder, influencia o confianza, sin recurrir a la violencia física, sino a la manipulación, el engaño o la corrupción. Estos delitos suelen tener un alto impacto económico y social, ya que afectan a la administración pública, al sistema financiero, al mercado, a los consumidores y a la sociedad en general.

Situación actual de los delitos de cuello blanco en México

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2022 se registraron 26.8 millones de delitos en México, de los cuales el 20.1% fueron fraudes (bancarios y al consumidor), el tipo de delito de cuello blanco más frecuente. Esto significa que más de 5 millones de personas fueron víctimas de este tipo de delitos, lo que representa un aumento del 6.7% respecto al año anterior. El costo promedio por víctima de fraude fue de 7,467 pesos, lo que implica una pérdida total de casi 40 mil millones de pesos.

Además de los fraudes, otros delitos de cuello blanco que han afectado a México son la corrupción política y privada, la criminalidad corporativa y financiera, y el narcotráfico. Estos delitos han tenido repercusiones en el desarrollo económico, social y político del país, así como en la seguridad, la salud y el medio ambiente de la población. Algunos casos emblemáticos de estos delitos son:

  • El caso Odebrecht, una empresa brasileña que admitió haber pagado sobornos a funcionarios públicos de varios países de América Latina, incluyendo México, para obtener contratos de obras públicas. Según la Fiscalía General de la República (FGR), entre 2010 y 2014, Odebrecht pagó al menos 10.5 millones de dólares a Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), a cambio de favorecer a la empresa en licitaciones y contratos.
  • El caso de la Estafa Maestra, una red de desvío de recursos públicos que involucró a 11 dependencias federales, 8 universidades públicas y 186 empresas fantasma, entre 2013 y 2014. Según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se desviaron al menos 7,670 millones de pesos mediante convenios irregulares, contratos simulados y facturas falsas.
  • El caso de Caja Libertad, una cooperativa de ahorro y préstamo que fue acusada de lavar dinero para el Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín “El Chapo” Guzmán. Según la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), entre 2016 y 2018, Caja Libertad realizó operaciones financieras por más de 2,400 millones de pesos, de los cuales el 98% no tenía justificación ni origen lícito.

Causas de los delitos de cuello blanco en México

Los delitos de cuello blanco no son fenómenos aislados ni casuales, sino que responden a una serie de factores que los propician o facilitan. Algunas de las causas más comunes de estos delitos son:

  • La falta de controles internos y externos, que permiten que los perpetradores actúen con impunidad, sin ser detectados, denunciados o sancionados por sus acciones ilícitas.
  • La corrupción y la complicidad de las autoridades, que se prestan a recibir sobornos, a encubrir o a favorecer a los perpetradores, a cambio de beneficios económicos o políticos.
  • La debilidad del marco legal, que no cuenta con leyes suficientes, claras, eficaces y actualizadas para prevenir, investigar, perseguir y sancionar estos delitos, así como para proteger y reparar a las víctimas.
  • La falta de cultura de la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas, que genera una tolerancia social hacia estos delitos, una desconfianza en las instituciones y una apatía para denunciar o participar en la solución de los problemas.

Estas causas no son exclusivas de México, sino que se presentan en otros países que también enfrentan el problema de los delitos de cuello blanco. Sin embargo, en México se han agravado por la situación de violencia, pobreza, desigualdad e inestabilidad que vive el país.

Consecuencias de los delitos de cuello blanco en México

Además de las pérdidas económicas, este tipo de delitos también tienen consecuencias sociales, políticas y ambientales que afectan a la calidad de vida de la población. Algunas de estas consecuencias son:

  • La erosión de la confianza de los ciudadanos en las instituciones, que se ven afectadas por la corrupción, la ineficacia, la impunidad y la falta de credibilidad.
  • El fomento de la desigualdad y la injusticia, que se reflejan en la brecha entre los que tienen y los que no tienen, entre los que pueden y los que no pueden, entre los que mandan y los que obedecen.
  • El debilitamiento del estado de derecho, que se ve amenazado por la violación de las normas, la falta de garantías, la ausencia de sanciones y la prevalencia de la ley del más fuerte.
  • El deterioro de la seguridad, la salud y el medio ambiente, que se ven afectados por la violencia, el narcotráfico, el lavado de dinero, la contaminación y el saqueo de los recursos naturales.

Estas consecuencias no solo perjudican a las víctimas directas de estos delitos, sino que también impactan en el desarrollo y el bienestar de toda la población.

Ante la gravedad del problema de los delitos de cuello blanco en México, es necesario implementar medidas que contribuyan a su prevención, investigación, persecución y sanción, así como a la protección y reparación de las víctimas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí