Inicio Escena del crimen Cártel “contrató” a exmilitares colombianos para atacar a policías de Celaya

Cártel “contrató” a exmilitares colombianos para atacar a policías de Celaya

771
0
Especial

Por: Equipo Notitia Criminis

Faltaban unos minutos para la 1 de la tarde. Los policías estaban reunidos en su base terminando de comer a las afueras de Celaya. Durante la mañana habían participado en el desfile conmemorativo del aniversario de la Revolución Mexicana y tan pronto concluyera el convivio regresarían a patrullar y otros a descansar. Era el 20 de noviembre de 2022.

El primer disparo vino sin previo aviso y golpeó en el muro. El segundo dio en el blanco: el cuerpo de uno de los uniformados. Luego vino otro más y otro. Los disparos se multiplicaron, sin provocación o enfrentamiento. Cuatro policías cayeron heridos antes que sus compañeros pudieran cubrirse y responder a la agresión. En cuestión de segundos los atacantes dispararon en más de cien ocasiones.

Consumado el elemento sorpresa los agresores, algunos de los cuales portaban chalecos antibalas con la leyenda Ejército Mexicano y vestimenta similar a la de un soldado, comenzaron la retirada. Uno de ellos cayó antes de poder subir a las dos camionetas que usaron como muro. Metros adelante varios policías que recibieron por radio la alerta de la emboscada les cerraron el paso.

Otro enfrentamiento, pero esta vez en condiciones más parejas. Uno de los agresores fue alcanzado por los disparos mientras que el resto se adentró a una casa de la localidad en un intento por esconderse o reagruparse. Pero su intención se vio frustrada por vecinos que le indicaron a los policías hacia donde habían huido.

En los pasillos de la vivienda se registró el ultimo choque con los agresores. Aquí las versiones varían: los policías dicen que los atacantes los intentaron emboscar y hubo un enfrentamiento. Los fiscales señalan que se trató de un exceso de uso de la fuerza pues los agresores se habían rendido. El saldo fue de seis civiles muertos en el sitio. En uno de los cuartos se encontraron los chalecos tácticos, tres armas tipo fusiles de asalto y un arma costa usadas en el ataque.

De lo que no hay duda es que el ataque de aquel día no fue un hecho fortuito o una casualidad. Se trató de una agresión planeada desde meses antes con una particularidad: la participación de exmilitares colombianos contratados como mercenarios por el Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) como revelan indagatorias y trabajos de inteligencia realizados a partir de los referidos ataques.

La conexión Colombia –medio oriente – Chiapas

Dos de los agresores que participaron en el ataque en contra de los policías de Celaya fueron identificados como Jarinton Jesús López Sarmiento y Geovanny Ferrer Estrada, ambos de nacionalidad colombiana. El primero originario de Antioquia y el segundo de Barranquilla. 

De acuerdo con los datos de las investigaciones a los que este medio tuvo acceso los dos estuvieron enrolados en el Ejército de Colombia, con adiestramiento en los cuerpos de paracaidistas de dicha fuerza castrense y en los grupos de fuerzas especiales. Posteriormente habrían desertado de dicha fuerza para enrolarse en trabajos de mercenarios, entre los que se encuentran operaciones en medio oriente y concretamente en los Emiratos Árabes Unidos.

En sus redes sociales tanto López Sarmiento como Ferrer Estrada presumían fotos posando con armas de alto poder y conviviendo mutuamente. En las imágenes se advierte su nexo con un tercer individuo colombiano, de nombre Jorvey David “N”, que de acuerdo con las investigaciones también había participado en el ataque del 20 de noviembre a la base de la policía municipal de Celaya en la localidad de San Juan de la Vega.

A través del seguimiento de líneas telefónicas, de publicaciones en redes sociales, entre otros datos de inteligencia en fuentes abiertas y cerradas, los investigadores detectaron la presencia en México de todos ellos desde meses antes de la agresión y mapearon sus movimientos.

Destaca que tanto Ferrer Estrada así como Jorvey David fueron ubicados a través de sus teléfonos celulares en distintas localidades de Chiapas entre ellas San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula. Se identificaron comunicaciones entre ellos, así como con sus respectivas parejas sentimentales de origen mexicano.

Desde julio de 2022, cuatro meses antes del ataque a la comandancia de Celaya, se detectó a través del mismo seguimiento de líneas telefónicas la presencia de estas personas en Guanajuato, y principalmente en la ciudad de Celaya.

En octubre, un mes antes de los hechos, los colombianos habilitaron nuevos números telefónicos con los cuales se detectó su nuevo desplazamiento desde Tuxtla, Gutiérrez hacia la ciudad de Celaya, viajando principalmente por carretera. El 16 de noviembre se identificó que Jorvey David habilitó un tercer número, con el que se presume se coordinaron los últimos preparativos del ataque, pues dicha línea solo se utilizó hasta el 20 de noviembre.

Las líneas vinculadas con López Sarmiento y Ferrer Estrada ya no tuvieron mayor actividad a partir del 20 de noviembre, lo que coincide con la muerte de dichos sujetos tras el ataque a la comandancia de la policía municipal. Otra línea telefónica más asociada a Jorvey David se mantuvo activa desde el 22 de noviembre hasta el 2 de enero de este año. En las operaciones telefónicas relacionadas con esa línea se encuentran llamadas con la propietaria del establecimiento denominado “Funeraria Requiem”, por lo que se presume estuvo vinculado con los servicios funerarios para sus connacionales muertos en el ataque.

El nexo con el CSRL

Las investigaciones ubican al grupo criminal del Cartel Santa Rosa de Lima como el responsable intelectual del ataque en contra de la comandancia de Celaya. Se trata del grupo criminal predominante en la zona y con la logística y recursos necesarios para implementar ese tipo de operaciones.

En las comunicaciones revisadas entre los integrantes del ataque se han identificado varios símbolos y mensajes aludidos al referido grupo delictivo.

Familiares de uno de los abatidos tras el ataque, identificado como Javier Gasca Soledad, consignaron en la página de Facebook de este mensajes de pésame y dibujos y símbolos alusivos al referido grupo criminal.

Además, los investigadores establecieron que el terreno en el que se introdujeron los colombianos y sus cómplices al momento de intentar darse a la fuga, ubicado en la colonia San Isidro de la concepción estaba vinculado también con una posible casa de seguridad del referido grupo delictivo. Fue ahí donde se aseguraron las armas y chalecos tácticos con leyendas de Ejército Mexicano.

Especial

No son hechos aislados

Guanajuato se ha convertido en la entidad más letal para ser policía en México. Tan solo de 2022 a la fecha 84 policías han sido asesinados en su territorio de acuerdo con un seguimiento que realiza la organización Causa en Común. En segundo lugar nacional se ubica Zacatecas, otro estado asolado por disputas entre grupos del crimen organizado, que registró en el mismo lapso 71 policías asesinados.

Los policías municipales son el principal blanco de los ataques. De los 84 agentes de seguridad abatidos 64 eran justamente policías adscritos a secretarías o direcciones de seguridad públicas municipales, y de ellos 11 abatidos han sido justamente elementos de las fuerzas de seguridad de Celaya.

Los ataques se perpetran en contra de elementos y también de mandos. Apenas el pasado 22 de marzo el subsecretario operativo de la Secretaría de Seguridad de la ciudad de Guanajuato fue asesinado tras ser emboscado y atacada balazos mientras viajaba en su vehículo.

***

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí