Inicio Justicia El juicio vs García Luna: hoy queda listo el jurado y habrá...

El juicio vs García Luna: hoy queda listo el jurado y habrá más de 70 testigos en el caso

6689
0
Fuente: Reuters

Por: Arturo Ángel

Brooklyn, NY. – Luego de dos intensas jornadas de entrevistas a casi 160 personas preseleccionadas como posibles jurados, el día de hoy se hará la selección final de las 12 mujeres y hombres que tendrán en sus manos y sus conciencias la decisión de culpabilidad e inocencia del exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

Una vez que el jurado quede conformado, el juicio entrará en un breve periodo de receso para ser reanudado el lunes 23 de enero a las 9 de la mañana con la presentación de los alegatos iniciales. Ese será el momento en que los fiscales estadounidenses descubrirán el caso en contra de García Luna y la forman en la cual pretenden probarlo. A su vez sus abogados presentarán su propia teoría del caso.

Lo que se sabe, hasta ahora, es que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusa a García Luna de haber colaborado con el Cártel de Sinaloa para introducir cocaína a ese país desde 2001 y hasta 2020. Por ello le imputa tres cargos de conspiración para cometer narcotráfico, un cargo de crimen organizado, y otro más por falsedad de declaraciones ante autoridades estadounidenses.

Durante la audiencia realizada ayer se reveló que los fiscales presentarán a más de 70 testigos para tratar de sustentar sus acusaciones en contra del exfuncionario mexicano. Entre esas personas hay “testigos colaboradores”, que son básicamente criminales sentenciados por cargos de narcotráfico y que ahora buscan un beneficio a cambio de sus confesiones.

Aunque la lista oficial de testigos se conocerá hasta el próximo lunes, ha trascendido que uno de los principales será Jesús Reynaldo Zambada, mejor conocido como “El Rey Zambada”, hermano del líder del Cártel de Sinaloa Ismael “El Mayo Zambada”. Dicho sujeto, encarcelado en los Estados Unidos, confirmaría que entregó a García Luna millonarias cantidades de dinero a cambio de la colaboración de este para la introducción de droga, principalmente a través del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

También se ha especulado que otro de los posibles testigos de alto perfil sería Edgar Valdez Villarreal alias “La Barbie”, quien recientemente fue trasladado desde la prisión estadounidense en la que se encontraba a un sitio no esclarecido. Villarreal era el principal brazo operativo del Cártel de los Beltrán Leyva, aliado durante muchos años del Cártel de Sinaloa.

También se presume que entre los testigos habría excolaboradores del propio García Luna en las corporaciones y dependencias de seguridad en las que colaboró, e incluso posibles víctimas.

Fuente: Arturo Angel

La molestia de la jueza

Fueron otras 10 horas intensas. La jueza federal Peggy Kuo aceleró ayer las entrevistas de las personas preseleccionadas para conformar el jurado con un objetivo claro: que se completara el grupo de al menos 40 candidatos finalistas del que hoy saldrán los 12 seleccionados.

La intención de la Corte es que el jurado ya conformado pueda descansar de viernes al domingo porque, a partir del lunes, comenzará la parte medular de un juicio que se prevé dure, al menos, ocho semanas.

El objetivo se cumplió: al cerrar la jornada de ayer había 41 candidatos con buenas posibilidades de conformar dicho jurado, más otros 13 que checarán con sus empleadores si tienen cubierto su salario y no hay riesgo de que pierdan el trabajo.

Si en la primera jornada de selección del jurado hubo dudas, miedos y hasta llantos, la de ayer tampoco se quedó corta en particularidades. Pero hubo una coincidencia notoria: los cuestionamientos que al menos una decena de las personas entrevistadas hicieron sobre el uso de criminales confesos como pruebas en el caso.  De hecho, dos de los seleccionados fueron descartados al reconocer que, bajo ninguna circunstancia, creerán lo que este tipo de personas señalen.

El equipo del gobierno de los Estados unidos, encabezado por la fiscal Saritha Komatireddy, egresada de la escuela de Leyes de Columbia y experta en temas de narcóticos y lavado de dinero, trató de cuestionar incisivamente a estas personas pues es claro que los querían fuera de su jurado. En algunos casos lo lograron, pero en otros, la jueza Kuo consideró que aun con sus dudas los seleccionados podrían hacer bien el trabajo.

La entrevista de uno de estos candidatos a jurado derivó en el único momento en que la jueza tuvo que levantar la voz en tono de molestia para frenar a la fiscal. La persona en cuestión era una maestra de escuela que dijo que prefiere los hechos objetivos a los subjetivos. La jueza le hizo saber que puede haber testimonios que incluso no se puedan verificar con otra prueba, y aun así se les consideraría verídicos. Tras 25 minutos de diálogo la maestra dijo que es capaz de darle validez a elementos de ese tipo si le hace lógico en el contexto del caso.

Pero Komatireddy no quedó del todo convencida y tras la larga entrevista con la maestra le dijo a Kuo que la notaba “titubeante en sus respuestas”. La jueza dijo que titubeante no era sinónimo de falta de confianza o coherencia y que para ella era suficiente. La fiscal quiso seguir, pero fue ahí donde Kuo la frenó en seco.

“¡Es suficiente, ya tomé mi decisión! Si usted quiere descartar a esta testigo en la selección final puede hacerlo, pero yo no veo la razón para excusarla ahora por procedimiento. Está hecho”, le dijo Kuo a la fiscal para inmediatamente después decretar un receso de diez minutos.

Racismo, “ansiedad” y karma

Maestras y maestros, enfermeras, un vendedor de seguros, una contadora, un ingeniero, un estudiante, un chofer, un jubilado, un migrante, etc. Los perfiles de los candidatos al jurado, nuevamente, fueron variados y la comparecencia de algunos hizo levantar la ceja a los presentes.

Por ejemplo, uno de los candidatos, un hombre de origen ecuatoriano de unos 50 años expresó comentarios francamente racistas. Dijo que “los mexicanos eran responsables de lo mal vistos que eran los hispanoparlantes en Estados Unidos”, y que por su culpa y se criminalizaba a toda la comunidad latina. “No me siento cómodo juzgando a un ciudadano mexicano”, dijo al ser entrevistado. La jueza y las partes coincidieron en descartarlo de inmediato.

Otra de las candidatas, una mujer de unos 35 a 40 años, dijo que padecía de crisis de ansiedad, episodios de claustrofobia y que, en general, le incomodaba y le generaba tensión estar en una sala de la Corte juzgando a una persona acusada de colaborar con el narcotráfico. Pero la misma mujer, al ser cuestionada sobre sus pasatiempos por Kuo, dijo que le gustaba ver la tele y en especial series como The Wire o Narcos.

“¿Y eso no la pone ansiosa?”, le cuestionó la jueza a la mujer, quien tras no saber que responder por varios segundos, dijo que no porque era un pasatiempo. La jueza, sin embargo, rechazó excusarla y la incluyó en la lista final de posibles jurados.

Quien sí fue excusado y descartado fue un hombre de unos 35 años quien en su breve intervención dijo que creía en el karma y en que “a cada acción hay una reacción”. Cuando la jueza le cuestionó qué tenía que ver eso con ser jurado dijo que el sentía que si condenaba a alguien le generaría una “energía” de vuelta.

Tal vez la entrevista con el joven hubiera durado más tiempo pese a esos comentarios si, de plano, no hubiera dicho que bajo esas circunstancias era incapaz de condenar a persona alguna aun cuando fuera culpable, porque dijo que prefería el perdón sobre el castigo.

***

Artículo anteriorPoco a poco ya todo es secuestro exprés
Artículo siguienteLa equidad nos hará libres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí