Inicio Justicia La hora de la verdad: paso a paso, así será el juicio...

La hora de la verdad: paso a paso, así será el juicio en contra de García Luna

6418
0
Crédito: Reuters

Por: Arturo Angel

Brooklyn, NY.- Con los 12 integrantes del jurado ya seleccionados y las pruebas listas, hoy comienza en Nueva York la fase definitoria del juicio en contra del exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, al que se acusa de haber colaborado entre 2001 y 2020 con el Cártel de Sinaloa.

La Corte Federal del Distrito Este de esta ciudad, ubicada en Brooklyn, estima que serán ocho semanas las que durará este procedimiento desde la presentación de los alegatos de apertura de parte de los fiscales, hasta el veredicto del jurado. El juez Brian Cogan estará a cargo del proceso.

La ley en Estados Unidos es clara: en un caso criminal como este toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Esa es el estatus de García Luna en el juicio. Solo si el gobierno representado por los fiscales muestra al jurado un cúmulo de pruebas que permitan sostener “más allá de toda duda razonable” que una persona pudo cometer un delito, es entonces cuando puede ser declarado culpable. La decisión de los 12 integrantes del jurado obligatoriamente debe ser unánime.

Pero antes de llegar a ese punto en un “juicio por jurado” (como se le denomina a este procedimiento) se tiene que cumplir ciertos pasos previos. El primero era la selección del jurado que culminó la semana pasada y el cual quedó conformado por siete mujeres y cinco hombres. A su vez se seleccionaron a seis suplentes.

Lo que viene ahora es la presentación del caso con los alegatos de apertura. Después tocará el turno de la presentación de evidencias y testigos de cada una de las partes, las conclusiones, el veredicto del jurado y, de ser el caso, la imposición de la condena por parte del juez.

A continuación, se describe brevemente en que consiste cada uno de estos pasos, de acuerdo con la guía publicada por la Oficina de Defensores Federales de Nueva York que puede consultarse en este vínculo.

Declaraciones de apertura

Ocurrirá el día de hoy. Consiste en la presentación al jurado de los cargos en contra del acusado, en este caso Genaro García Luna, y la forma general en como los fiscales pretenden comprobarlos. El Departamento de Justicia ya adelantó que será el fiscal Philip Nathan Pilmar, asistente del fiscal Federal de los Estados Unidos, el responsable de presentar estos alegatos.

El único obligado a realizar esta presentación es la parte acusadora, pero si así lo desea, la defensa de García Luna, encabezada por el abogado Cesar de Castro, podrá presentar también una respuesta a dichos señalamientos y argumentar por qué las evidencias que se han anticipado no prueban la culpabilidad de su cliente.

Si bien la fortaleza de la evidencia es el pilar que sostendrá los argumentos de cada una de las partes, lo cierto es que la elocuencia y claridad de fiscales y abogados defensores al exponer aquí y durante todo el juicio sus puntos de vista suelen tener un efecto importante en el ánimo del jurado.

A García Luna se le imputan, en total, tres cargos por conspiración para introducir miles de kilos de cocaína a los Estados Unidos; un cargo de delincuencia organizada con dichos fines; y otro cargo más por falsedad de declaraciones.

El caso de la Fiscalía

Concluidos los alegatos de apertura sigue la parte medular del juicio: la presentación y explicación de la evidencia por parte del gobierno. Tradicionalmente esto se lleva a cabo a través de la citación a declarar de testigos que son usados tanto para aportar verbalmente los hechos que a ellos les constan, así como para introducir a través de estos más evidencias como grabaciones, videos, documentos, entre otros.

De acuerdo con lo adelantado en las audiencias de selección del jurado, se prevé que sean al menos 70 los testigos que la fiscalía estará presentando. Habrá desde los agentes que participaron en la investigación los cuales explicarán sus hallazgos y aportarán los elementos, hasta criminales confesos que han prometido aportar información a cambio de ciertos beneficios en sus propios casos.

En múltiples notas se ha adelantado que entre las personas citadas a testificar estarían exnarcotraficantes de la talla de Jesús Reynaldo Zambada, mejor conocido como “El Rey Zambada”, hermano del líder del Cártel de Sinaloa Ismael “El Mayo Zambada”. También se ha mencionado a Edgar Veytia, exfiscal de Nayarit, y condenado a dos décadas de prisión en este país por colaboración con el crimen organizado.

Los testigos comparecen bajo juramento de decir la verdad y sólo la verdad. Mentir ante la Corte es un delito. Cada uno de ellos puede ser interrogado por el fiscal, pero también por su contraparte.

En cualquier momento el abogado defensor podrá objetar en voz alta alguna prueba o pregunta. El juez inmediatamente determinará si le da la razón al defensor y desestima la `prueba o pregunta de los fiscales, para lo cual pronunciará la palabra” sustained”, o si desestima la objeción del defensor para lo cual pronunciará la palabra “overruled”.

Si la defensa de García Luna y/o los fiscales consideran que es necesario discutir algún punto en específico sin que los integrantes del jurado los escuchen, podrán acercarse al estrado y dialogar directamente con el juez, procedimiento que se conoce como “side bar conference”. El juez también puede llamar directamente a los abogados para conferenciar con ellos.

El caso de la defensa

 En esta fase, al igual que en todo el juicio, no existe obligación del acusado ni de sus abogados en aportar datos. De hecho, García Luna puede optar por no rendir declaración alguna durante todo el proceso. A los integrantes del jurado se les aclara que guardar silencio es su derecho y en ningún momento puede ser usado en su contra.

Pero si los abogados del exfuncionario desean convocar a sus propios testigos y citar su propia evidencia, como ya se ha adelantado que se hará, este será el momento de hacerlo. Las reglas que se seguirán con los testigos de la defensa son las mismas que con los de la fiscalía.

Ha trascendido que la defensa de Cesar de Castro se centrará, en buena media, en probar que García Luna fue un funcionario que dio un combate frontal a grupos del crimen organizado, labor en la que siempre tuvo el apoyo y confianza de sus contrapartes en los Estados Unidos. Los abogados pidieron que se les permita mostrar fotografías del exfuncionario mexicano con altos funcionarios del entonces gobierno el presidente Barack Obama.

Cierre y veredicto

Desahogadas todas las pruebas y testimonios se presentarán los alegatos finales, es decir, las conclusiones de cada una de las partes. Como al inicio, la elocuencia y claridad es importante en el esfuerzo por convencer a los integrantes del jurado.

Luego llegará el momento del jurado de deliberar, es decir, de discutir entre ellos el convencimiento que tienen o no de que García Luna cometió cada uno de los distintos delitos que se le imputan. Dicha discusión se lleva a cabo en privado, en un sitio especial acondicionado para ello dentro de la Corte.

El veredicto de inocencia o de culpabilidad debe ser unánime. Es decir, los 12 integrantes deben estar de acuerdo. Si esto no ocurre y los integrantes del jurado no logran resolverlo, el juez puede declarar el juicio como nulo y tendría que llevarse a cabo un nuevo juicio.

Si el jurado estima que García Luna es inocente de todos los cargos que se le imputan debe ser liberado de inmediato. Si lo declaran culpable de al menos uno de ellos, o de todos, se levanta la sesión para la preparación de la sentencia.

La sentencia

A partir del análisis que lleve a cabo el denominado departamento de probatoria, el juez convocará a una nueva audiencia en la que dará a conocer el castigo que considere procedente por el cargo o los cargos por los cuales hubiera sido hallado culpable el exfuncionario mexicano.

En síntesis, el juez Brian Cogan será el encargado de definir cuántos años de prisión se le impondrían a García Luna, así como los beneficios o no a los que pudiera tener acceso. Si las estimaciones que ha hecho la Corte resultan correctas, esto podría estar ocurriendo hacia finales del mes de marzo.

Con ello finalizará la fase del juicio, aunque no todo el proceso, pues el exfuncionario mexicano, al igual que cualquier persona en este país, podrá interponer un recurso de apelación para que un juez superior revise todo el procedimiento.

¿El procedimiento es público?

 Sí. Todas las audiencias en las que se llevarán a cabo los pasos mencionados son de carácter público. Cualquier persona, periodistas o no, pueden ingresar a la sala principal o a una contigua que la Corte de Brooklyn habilitará para ello. La única razón para que no se permita el ingreso de alguien es que los lugares disponibles se hayan agotado.

Aunque la persona pueda estar presente dentro de la Corte, hay una prohibición para ingresar con cualquier tipo de celular, computadora, cámaras o dispositivos inteligentes. Las imágenes que se pueden reproducir públicamente serán solo aquellas que un artista gráfico represente a través de dibujos.

***

Artículo anteriorFue un accidente: mujer acusada de tirar aspas al Metro suplica se revisen los videos
Artículo siguienteLa distinción entre proceso y procedimiento en el Derecho Penal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí