Inicio Justicia nacional Julio Scherer ocultó siete casas en sus declaraciones; FGR lo indaga por...

Julio Scherer ocultó siete casas en sus declaraciones; FGR lo indaga por enriquecimiento ilícito

417
0
Cuartoscuro

Por: Redacción

El exconsejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, ocultó en sus declaraciones patrimoniales que es dueño de siete viviendas y departamentos en Ciudad de México y Acapulco, que en conjunto están valuadas en más de 70 millones de pesos. La Fiscalía General de la República (FGR) lo indaga por presunto enriquecimiento ilícito.

La información dada a conocer por el diario El País en una nota firmada por el periodista Zedryk Raziel señala que desde mayo del año paso la FGR integra esta carpeta de investigación que se suma a otras dos que ya hay abiertas en su contra por presuntas extorsiones y lavado de dinero cometidas en colusión con despachos de abogados.

De acuerdo con la nota, el caso se inició tras la denuncia presentada por el abogado Paulo Díez. Originalmente, al ingresar al gobierno, Scherer había declarado ante la Secretaría de la Función Pública ser propietario de dos departamentos valuados en unos 108 millones de pesos.

Sin embargo, lo que el exfuncionario no reveló en sus declaraciones de 2018 y 2019 es la existencia de un fideicomiso a donde había transferido otras siete propiedades. Entre ellas se encuentra un terreno en el que se comenzaron a hacer trabajos y remodelaciones el 30 de agosto de 2021, justo un día antes de que Scherer dejara su puesto como abogado del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La mayor parte de las propiedades incorporadas al fideicomiso que se mantuvo oculto se encuentran en zonas exclusivas o de alta plusvalía como Condesa, Polanco o Lomas de Chapultepec en Ciudad de México, o el fraccionamiento conocido como Zona Diamante en el puerto de Acapulco.

Scherer respondió al diario español que esta indagatoria es resultado de otra campaña más que se ha sumado en su contra para “desacreditarlo” y dijo que “Paulo Diez está siendo usado como un instrumento de aquellos que buscan afectar su imagen” por motivaciones políticas.

La nota completa publicada por el diario El País puede consultarse en este vínculo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí