Inicio Mundo Alegatos finales del juicio penal contra Trump por el pago de dinero...

Alegatos finales del juicio penal contra Trump por el pago de dinero por silencio comienzan el martes. Esto es lo que hay que saber

26
0
Donald Trump comparece ante el tribunal durante su juicio por presunto encubrimiento de pagos de dinero por silencio en el Tribunal Penal de Manhattan el 21 de mayo de 2024 en la ciudad de Nueva York. (Crédito: Dave Sanders/Pool/Getty Images)

Cuando los fiscales hagan su alegato final el martes ante los jurados de Nueva York sobre por qué deben condenar al expresidente de Estados Unidos Donald Trump por una serie de delitos empresariales, se enfrentarán a la pesada tarea de entrelazar semanas de testimonios y pruebas que dicen que demuestran que Trump cometió delitos graves para ayudar a su campaña presidencial de 2016.

Los alegatos finales en el histórico caso penal de Trump por pago de dinero por silencio darán a los fiscales de la oficina del fiscal de distrito Alvin Bragg la oportunidad de explicar a los 12 miembros del jurado cómo cada testigo que llamaron y cada pieza de evidencia que presentaron refuerza su caso para un veredicto de culpabilidad por 34 cargos por delitos graves de falsificación de registros empresariales.

Eso ya iba a ser una tarea complicada en un juicio que lleva en marcha desde mediados de abril y en el que a menudo los testigos repasan los áridos detalles del mantenimiento de registros empresariales y otros testimonios mundanos. Pero los fiscales tendrán un grado adicional de dificultad con una larga pausa antes de los alegatos finales, ya que los miembros del jurado habrán estado alejados del caso desde el martes.

“Hay muchos momentos durante el juicio en los que se recibe un testimonio o se presenta un documento u otra prueba, y el jurado piensa: ‘Bueno, ¿cómo encaja esto?’. Eso es inevitable. Es su trabajo al final para tejer todo junto, y para que tenga sentido. Y así será especialmente en este caso porque se trata de un juicio largo”, dijo el analista jurídico principal de CNN Elie Honig, ex fiscal federal y estatal.

“Este, más que un caso típico, va a ser un caso de cierre”, añadió.

La exfiscal de Nueva York Bernarda Villalona dijo que los fiscales utilizarán sus alegatos finales “para contar la historia desde el principio”. Dijo que a diferencia de su declaración de apertura, que duró unos 40 minutos, las observaciones finales de los fiscales en el caso podrían durar varias horas y contar con una asistencia visual como una presentación de PowerPoint para ayudar a guiar al jurado de nuevo a través de algunas de las pruebas clave.

“Se acabó lo aburrido. Lo aburrido fue que se sentaran a escucharlo”, añadió Villalona, refiriéndose a los 12 miembros del jurado. “Curiosamente, la parte aburrida es en realidad la más importante del caso, porque la parte aburrida es la que te da los documentos. El testigo estrella en este caso son los documentos, y los documentos hablan por sí solos”.

Los abogados de Trump presentarán primero sus alegatos finales el martes, seguidos de los argumentos de los fiscales. Una vez que ambas partes terminen sus argumentos, el juez Juan Merchan instruirá al jurado sobre los cargos que debe considerar contra el expresidente; entonces, los miembros del jurado comenzarán sus deliberaciones. El juez dijo que esperaba que esto ocurriera el miércoles.

Los alegatos finales comenzarán exactamente una semana después de que la defensa diera por concluido su Cuando los fiscales hagan su alegato final el martes ante los jurados de Nueva York sobre por qué deben condenar al expresidente de Estados Unidos Donald Trump por una serie de delitos empresariales, se enfrentarán a la pesada tarea de entrelazar semanas de testimonios y pruebas que dicen que demuestran que Trump cometió delitos graves para ayudar a su campaña presidencial de 2016.

Los alegatos finales en el histórico caso penal de Trump por pago de dinero por silencio darán a los fiscales de la oficina del fiscal de distrito Alvin Bragg la oportunidad de explicar a los 12 miembros del jurado cómo cada testigo que llamaron y cada pieza de evidencia que presentaron refuerza su caso para un veredicto de culpabilidad por 34 cargos por delitos graves de falsificación de registros empresariales.

Eso ya iba a ser una tarea complicada en un juicio que lleva en marcha desde mediados de abril y en el que a menudo los testigos repasan los áridos detalles del mantenimiento de registros empresariales y otros testimonios mundanos. Pero los fiscales tendrán un grado adicional de dificultad con una larga pausa antes de los alegatos finales, ya que los miembros del jurado habrán estado alejados del caso desde el martes.

“Hay muchos momentos durante el juicio en los que se recibe un testimonio o se presenta un documento u otra prueba, y el jurado piensa: ‘Bueno, ¿cómo encaja esto?’. Eso es inevitable. Es su trabajo al final para tejer todo junto, y para que tenga sentido. Y así será especialmente en este caso porque se trata de un juicio largo”, dijo el analista jurídico principal de CNN Elie Honig, ex fiscal federal y estatal.

“Este, más que un caso típico, va a ser un caso de cierre”, añadió.

La exfiscal de Nueva York Bernarda Villalona dijo que los fiscales utilizarán sus alegatos finales “para contar la historia desde el principio”. Dijo que a diferencia de su declaración de apertura, que duró unos 40 minutos, las observaciones finales de los fiscales en el caso podrían durar varias horas y contar con una asistencia visual como una presentación de PowerPoint para ayudar a guiar al jurado de nuevo a través de algunas de las pruebas clave.

“Se acabó lo aburrido. Lo aburrido fue que se sentaran a escucharlo”, añadió Villalona, refiriéndose a los 12 miembros del jurado. “Curiosamente, la parte aburrida es en realidad la más importante del caso, porque la parte aburrida es la que te da los documentos. El testigo estrella en este caso son los documentos, y los documentos hablan por sí solos”.

Los abogados de Trump presentarán primero sus alegatos finales el martes, seguidos de los argumentos de los fiscales. Una vez que ambas partes terminen sus argumentos, el juez Juan Merchan instruirá al jurado sobre los cargos que debe considerar contra el expresidente; entonces, los miembros del jurado comenzarán sus deliberaciones. El juez dijo que esperaba que esto ocurriera el miércoles.

Los alegatos finales comenzarán exactamente una semana después de que la defensa diera por concluido su alegato el martes y más de cinco semanas después de que se pronunciara el alegato inicial y subiera al estrado el primer testigo, el exejecutivo de tabloides David Pecker.

La parte acusadora citó a 20 testigos a lo largo de 19 días de juicio, con un total de más de 50 horas de declaración. Muchos de sus testigos no eran nombres conocidos, aunque algunos, como el exabogado de Trump Michael Cohen y la actriz de cine para adultos Stormy Daniels —cuya supuesta aventura con Trump está en el centro del caso— eran figuras de alto perfil cuyo testimonio está sin duda grabado en la mente de los miembros del jurado. (Trump negó la supuesta aventura).

Por su parte, el equipo de Trump llamó a solo dos testigos: un asistente legal que introdujo registros telefónicos en las pruebas y Robert Costello, un abogado que estaba en conversaciones con Cohen para representarlo en 2018.

Trump se enfrenta a 34 cargos por delitos graves de falsificación de registros empresariales en primer grado para encubrir el reembolso de los pagos de dinero por silencio realizados antes de las elecciones de 2016 a Daniels. Si es declarado culpable, Merchan podría condenar a Trump a libertad condicional o a una pena de 1 1/3 a 4 años por cada cargo en una prisión estatal, con un máximo de 20 años.

Lo que podrían alegar los fiscales

Los fiscales probablemente sostendrán durante sus argumentos finales que cada uno de sus testigos desempeña un papel clave en el caso, a pesar de su rango profesional o proximidad a los presuntos delitos. También es probable que tengan que hacer frente a las afirmaciones de la defensa de que Cohen, el testigo estrella de los fiscales, socava su caso debido a su historial de deshonestidad, dijo Honig.

“El argumento de la fiscalía será que todas las pruebas se entrelazan y se corroboran y que no hay que confiar en la palabra de ningún testigo por sí sola. Dirán que este es un caso de documentos”, explicó, pasando a describir los diversos documentos contables presentados durante el juicio.

“Y dirán: ‘Michael Cohen está aquí para guiarlos a través de esto, pero no es necesario que le crean, todo lo que dice está respaldado'” por pruebas y otros testimonios, dijo Honig.

Durante el juicio, los fiscales guiaron a los jurados repetidamente a través de las 11 facturas, 12 comprobantes y 11 cheques —los 34 documentos que conforman los cargos de falsificación de registros empresariales— que se utilizaron para pagarle a Cohen US$ 420.000 en 2017, dinero que incluía el reembolso del pago de US$ 130.000 de dinero por silencio “bruto” para tener en cuenta los impuestos.

Los fiscales mostraron a los jurados cómo Cohen envió a la Organización Trump facturas mensuales por US$ 35.000, que fueron procesadas por el controlador de la compañía de Trump para que los cheques pudieran ser cortados. Trump firmó nueve de los 11 cheques. (Los otros dos cheques fueron pagados desde el fideicomiso revocable de Trump y firmados por el ex director financiero de la Organización Trump Allen Weisselberg y uno de los hijos de Trump).

Karen Friedman Agnifilo, que sirvió durante un tiempo como fiscal superior en la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan, dijo que espera que la fiscalía presente varios temas en sus argumentos de cierre, incluyendo que la mayoría de las personas que testificaron para su caso fueron “testigos de Trump… que se esperaría que fueran amigables con él”.

El otro tema, dijo, podría ser: “Mira el tipo de gente que Trump valora”, con los fiscales argumentando que el expresidente eligió rodearse de personas como Cohen y Pecker, que estaban haciendo la oferta de Trump antes de las elecciones de 2016.

“Esta es su gente, él los eligió. Y ahora no debería obtener el beneficio de: ‘Porque son deficientes no puedes confiar en ellos'”, podrían argumentar los fiscales, dijo Agnifilo.

“E incluso si no te basas en ellos”, dijo, haciendo eco de Honig, “el tercer tema va a ser: ‘No tienes que hacerlo, porque todo está corroborado ya sea por otros testigos o documentos o registros o las propias palabras de Trump'”.

La duración del juicio puede que en última instancia no suponga un gran desafío para los miembros del jurado durante sus deliberaciones, dijo Villalona, ya que se les permitió tomar notas durante el proceso y podrán pedir que se les lean algunas partes del juicio.

“Lo bueno de Nueva York es que pueden pedir que se les lea todo el juicio y el juez lo hará”, dijo. “Así que si se olvidan de algo que David Pecker dijo el primer o segundo día del juicio, se les puede volver a leer”. Añadió que cualquiera de las pruebas presentadas también podría enviarse a los miembros del jurado para que las examinaran detenidamente mientras meditaban su veredicto.

No obstante, los alegatos finales de cada parte se elaborarán cuidadosamente no solo para obtener un veredicto a su favor, sino también para marcar el lugar de cada abogado en el histórico juicio, reflexionó Villalona.

“La fiscalía y la defensa van a dar el alegato final de su carrera”, dijo.

Devan Cole – CNN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí