Inicio Derecho de audiencia La educación temprana y la psique de los estudiantes

La educación temprana y la psique de los estudiantes

538
0

Liliana Baltazar Samayoa Pimentel

 

Últimamente se ha dado a conocer información que revela la reducción de páginas en los nuevos libros de educación primaria, dejando sólo 13 páginas de las casi 260 que abarcaban temas referentes al pensamiento matemático.

Los libros de texto de la educación pública son el instrumento principal para la enseñanza de las y los estudiantes de primer grado de primaria. La Secretaría de Educación Pública (SEP) diseñó una nueva versión de Libros de Texto Gratuitos en los que cifran sus objetivos prioritarios como herramienta para el periodo escolar 2023-2024. Esto a pesar de que las autoridades educativas han sido advertidas de los posibles efectos negativos que le causarán a esas generaciones.

Para conocimiento de ustedes, lectores de este artículo, México se ubica en el antepenúltimo lugar en el desempeño de las matemáticas, dejando en los dos últimos lugares a Costa Rica y Colombia. De acuerdo con los resultados de la evaluación PISA (Programme for International Student Assessment o Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes), en la edición de este año 2023, destaca la competencia matemática, pero la evaluación incluye lectura y ciencia, donde su objetivo es conocer el nivel de aprendizajes adquiridos por los estudiantes de 15 años pertenecientes a zonas urbanas y rurales.

De acuerdo con la última prueba del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA) que aplica el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), refirió: “en México, el 65% de alumnos de secundaria son incapaces de solucionar problemas matemáticos de quinto grado de primaria y solo 14% de secundaria, mientras que un 11% en nivel medio superior mostraron un desempeño satisfactorio en la materia”.

A pesar de estos datos duros, existen mexicanos destacados en esta disciplina, como lo es Raúl Rojas, nacido en la Ciudad de México en 1955. Este gran personaje es un científico ampliamente reconocido a nivel mundial en el campo de las ciencias de la computación y mecatrónica. Es egresado de la Escuela Superior de Física y Matemáticas (ESFM), obtuvo el título de maestría en Matemáticas en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y cursó todos los créditos de la maestría en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Logró su doctorado en Economía en la Universidad Libre de Berlín, graduándose con honores summa cum laude. Ahí mismo obtuvo su habilitación, un grado adicional y posterior al doctorado, que sólo existe en Alemania en el área de Ciencias de la Computación.

En el año de 1989, este orgullo nacional diseñó una computadora llamada “Prolog” para aplicaciones de inteligencia artificial. Por sus resultados en este campo, la Universidad Martin-Lutero de Halle, Alemania, lo nombró profesor titular en 1994. La Universidad Libre de Berlín le ofreció posteriormente instalar un laboratorio de Inteligencia Artificial, donde le fue otorgado el nivel W3, el más alto en el sistema académico alemán.

Uno de sus trabajos más importantes es el desarrollo de vehículos con la capacidad de circular sin la necesidad de la intervención del ser humano. Mediante la aplicación de un software moderno y tecnología de sensores, se desarrollan vehículos que, en un futuro, agilizarán las tareas cotidianas y mejorarán la seguridad vial, reduciendo riesgos jurídicamente desaprobados por el Derecho Penal en delitos culposos. Sus vehículos autónomos circulan guiados por computadoras por las calles de Berlín desde 2007.

El libro de matemáticas para el primer año de 2019 tenía 210 páginas, ahora son 11 en total y sin secuencia ni orden pedagógico. Se puede decir que desaparecieron las matemáticas, literalmente, del plan de estudios” (Raúl Rojas, Universidad Libre de Berlín).

Siempre he tratado de dar un enfoque psico-jurídico en mis colaboraciones, ahora analizando la decisión que está adoptado la Secretaría de Educación Pública (SEP) ante este cambio y cómo esta decisión de la autoridad educativa perjudica la psique en la educación temprana.

De inicio, abordemos la utilidad para medir parámetros tan importantes como la memoria, el aprendizaje, las habilidades sociales, entre otros aspectos. La importancia de la resolución de problemas geométricos, desde el punto de vista psicológico, está dada en su contribución al desarrollo de las particularidades individuales del pensamiento, tales como la flexibilidad y reflexividad, destacando la naturaleza social del desarrollo psíquico del hombre, así como la unidad entre psiquis y actividad. (Vigotsky, 1987). El punto principal de este enfoque son los procesos mentales que van naciendo de actividades planificadas para que, a su vez, se conviertan en órganos funcionales de la actividad.

El desarrollo matemático contribuye a desarrollar la reflexividad (reflexionar antes de hacer o decir algo) del pensamiento, lo que permite a las personas analizar con cierta facilidad determinadas situaciones teniendo en cuenta todas las variantes, comparando y determinando todas sus dificultades antes de tomar una decisión.

Para la teoría cognitiva, la esencia del conocimiento matemático es la comprensión. Las formas de aprendizaje más sencillas como pueden ser la memorización de un número telefónico y la formación de hábitos, ofrecen una visión más exacta del aprendizaje y del pensamiento, explica de manera más adecuada el aprendizaje significativo y la resolución de problemas y el aprendizaje de las matemáticas en general.

Aprender matemáticas no es memorizar. La teoría cognitiva ha dado un marco de referencia distinto para la toma de decisiones de los profesores de matemáticas, ayudando a explicar aspectos como el aprendizaje de conceptos aritméticos o la adquisición de técnicas y estrategias para resolver problemas.

La teoría de Piaget es la idea de que el niño, en su desarrollo, pasa por una serie de estadios o etapas, cada una de las cuales con una característica especial. La capacidad del niño para aprender y entender el mundo está determinada por el estadio particular en que se encuentre. Entre estos estadios está el periodo preoperacional (2 a 7 años de edad), el periodo de las operaciones concretas (de 7 a 11 años) y el periodo de las operaciones formales (desde los 11 en adelante).

Vamos a centrarnos en el periodo de las operaciones concretas, debido a que es el que se ve afectado por los cambios y recortes de temas matemáticos. Este se caracteriza porque el niño ya es capaz de pensar lógicamente en las operaciones realizadas en el mundo físico, e hace consciente de que algunos cambios son reversibles y comprenden las implicaciones que esto comporta. El pensamiento del niño comienza a descentrarse y es capaz de algunas inferencias lógicas.

A lo que quiero llegar con estas últimas afirmaciones, es que las matemáticas son para los niños una actividad constructiva y no analítica. El pensamiento lógico-formal dependiente del análisis puede ser muy bien una tarea a la que se consagran los adultos, pero los niños han de construir su conocimiento.

Es evidente la necesidad de colocar mayor atención en el proceso de desarrollo de los infantes a la hora de generar cambios en sus estudios y no perjudicarlos, sino ayudarlos y darles herramientas para que, en un futuro, no sean adultos con limitaciones de oportunidad, cuando podemos estimular con juegos, libros y profesores capacitados para enseñarles a aprovechar los conocimientos adquiridos en la escuela y llevarse a cabo en la vida diaria.

 

Liliana Baltazar Samayoa Pimentel

Psicóloga y abogada.

Twitter: @BalsapiL
Facebook: LiLi Balsapi
Instagram: lilibalsapi