Inicio Nuestras firmas LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA A TRAVÉS DE UN PATRÓN INTERDISCIPLINARIO

LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA A TRAVÉS DE UN PATRÓN INTERDISCIPLINARIO

261
0

Por Denisse Almanza

Como ya sabemos nuestro actual sistema de justicia penal es un sistema acusatorio, con lo cual quiere decir en pocas palabras, que existen dos partes intervinientes en un juicio o litigio: una parte que se encargará de acusar y la otra parte que va a negar dicha acusación y por ende se va a defender de la misma. Nuestros ordenamientos jurídicos se encargarán de establecer a qué parte le corresponde ejercitar cada acción, ya sea de acusar o de defenderse, todo ello conforme a las reglas procesales que hoy día rigen nuestro sistema de impartición de justicia.

Ahora bien, es de suma importancia resaltar que los jueces deben y tienen que estar muy conscientes de que en todos y cada uno de sus casos a resolver tienen que ser en todos los aspectos muy objetivos, ya que en ocasiones se dejan llevar por sus emociones meramente humanas, con lo cual llegan a emitir resoluciones carecientes de objetividad y por ende dejan un bajo sentimiento de certeza jurídica.

De ahí la importancia del gran campo de interdisciplinariedad que se tendría que tomar en cuenta para abarcar al momento de que prevalece el principio de inmediación en determinada audiencia, mismo principio que es tan amplío que da cavidad a bastantes aspectos que un juez debe tomar en cuenta y debería de aplicar, para de este modo brindar certeza jurídica a las partes, pero sobre todo tener la capacidad de transmitir ese sentimiento de justicia a los intervinientes en el proceso.

Si nos apoyamos de una disciplina como lo es la psicología, misma que se encarga del estudio científico del comportamiento humano y a su vez contempla diferentes áreas de aplicación, ya que en todos los ámbitos de la vida la persona actúa, es decir, realiza una serie de determinadas conductas, piensa, siente y reacciona, es por ello que debemos tener muy claro que siempre que hablemos de derecho va a ir inherente la psicología, por el simple hecho de que el derecho implica conductas humanas, por ende, implica la psique de las personas, y que si aprendemos a resolver cada asunto con esta relación interdisciplinaria tendremos mejores resultados procesalmente hablando, en consecuencia se generaría una sociedad más conforme en el tema de justicia en nuestro país.

Con ello no decimos que los jueces, los abogados y los ministerios públicos, además de tener licenciatura en Derecho, tengan una licenciatura en psicología, no, solo se plantea la idea de no dejar a un lado ésta realidad de que la psicología y el derecho siempre van de la mano, por ende, no estaría de más que los jueces, como los abogados y los agentes de ministerio público tengan conocimientos básicos de esta área, pero sobre todo que los entiendan y sepan cómo aplicarlos a cada caso concreto.

Es un trabajo arduo en equipo que implica que el ministerio público, el defensor y el asesor jurídico también tengan las mismas habilidades y las mismas capacidades, cuando entendamos esto, y más que eso, cuando lo sepamos aplicar, entonces sí habremos dado un paso muy importante en nuestro sistema de justicia penal en México, claro que primeramente nos enfocamos más en los jueces porque son los que pueden percibir la posición en que se encuentra cada una de las partes intervinientes en cada litigio que se les presenta, y es una pieza importante dentro de este tablero de ajedrez denominado juicios orales, con el que se puede empezar con este gran y real cambio.

Lo que estamos explicando en estas líneas no es algo nuevo, simplemente es algo que no hemos terminado de desempolvar al cien por ciento, tan es así que existen congresos internacionales sobre psicología jurídica, empero, no se les está dando la importancia que realmente tienen, lo podemos constatar con la escasa difusión que estos congresos tienen, porque por supuesto que existe la psicología jurídica, al estudiar más a fondo esta área, estaremos a su vez dando un avance dentro del conocimiento universal, llenaríamos un poquito más ese inmenso frasco que contiene conocimientos generales que el hombre ha aportado a través de los años.

Con ello no decimos que los jueces además de tener licenciatura en Derecho, tengan una licenciatura en psicología, no, solo se plantea la idea de no dejar a un lado esta realidad de que la psicología y el derecho siempre van de la mano, por ende, no estaría de más que los jueces, como los abogados y los agentes de ministerio público tengan conocimientos básicos de esta área, pero sobre todo que los entiendan y sepan cómo aplicarlos a cada caso concreto, siempre prevaleciendo principios constitucionales y procesales que nuestros ordenamientos jurídicos establecen.

Al juez, a los abogados y a los ministerios públicos no se les pide un trabajo complicado, se les pide un trabajo completo, en otras palabras, un trabajo interdisciplinario como ya lo hemos mencionado, mismo trabajo que aumenta el porcentaje de certeza jurídica que tanto buscamos en nuestra sociedad, o en ideas de Platón, acercarnos más a una “organización de una sociedad justa en un Estado ideal y perfecto”, que no es nada más que contribuir a generar en la sociedad un mayor sentimiento de conformidad a través de una mejor y adecuada impartición de justicia.

Rosa Denisse Almanza Ordóñez
Abogada postulante en materia penal.

Presentadora del Sistema Penal Acusatorio en Radio Fórmula

En el programa Hagamos Justicia