Inicio Nuestras firmas El método científico en la investigación pericial: un análisis de los rubros...

El método científico en la investigación pericial: un análisis de los rubros clave del dictamen

444
0

Desde hace varios años, he mantenido la opinión de que la estructura del dictamen pericial es tratada con una falta de respeto, tanto en el pasado con el antiguo Sistema Penal, como en la actualidad. Por esta razón, me gustaría demostrar la importancia y trascendencia de cada sección del dictamen pericial, me permito explicar detalladamente cada uno de los rubros ¿por qué son importantes? Mi objetivo es invitar a las personas que sólo leen las conclusiones del dictamen a tomar en cuenta el soporte utilizado para llegar a esas conclusiones.

En la mayoría de las especialidades periciales, ya sean profesionales o técnicas, la investigación tiene como eje rector el método científico y, utilizando una analogía, puedo señalar que para iniciar un fuego se necesita una ignición, es así como el Planteamiento del problema, de un probable delito, da origen a una intervención pericial, sin embargo, si el combustible no se seleccionó adecuadamente para el material que necesitamos incinerar, lo más seguro es que el resultado no sea el esperado, por lo tanto, para intentar resolver un problema es importante detectarlo y analizar la situación para clasificarla y cumplir con los criterios establecidos, como son: determinación del problema, formulación de preguntas en sentido positivo y negativo para no tener un sesgo, establecer los objetivos de la investigación, conectando con la justificación de la misma y, siendo muy objetivo, conocer las limitaciones que tiene cada especialidad y el estudio solicitado en sí.

Para el caso de los Antecedentes, se sugiere contemplar la información precisa, necesaria y sin abusar de ella, ya que se corre un riesgo: el de construir una idea preconcebida antes de intervenir en el caso, que podría contrastar con la objetividad. El Marco Teórico nos ofrece la opción de tener un soporte registrado en diversas versiones y puntos de vista comprobados, que fundamente nuestro análisis y evite que se construya un dictamen dogmático que difícilmente sea comprobable y de los que ya no tienen espacio en este Sistema Penal.

La Metodología es la columna vertebral que da el soporte a la investigación, ya que es la estrategia que va a guiar en una forma sistemática al investigador, siempre respetando la cronología; en la actualidad la aplicación de una metodología cualitativa -como en ciencias sociales- y cuantitativas -como en las ingenierías y laboratorios- se puede llevar paralelamente, sin embargo, mi sugerencia es la metodología mixta como elección, asimismo, nuestra investigación puede ser exploratoria o confirmatoria y, por supuesto, mixta; como podemos darnos cuenta, la metodología debe ser seleccionada como lo hace un jugador de ajedrez antes de mover una pieza en su tablero.

Aquí, en este rubro, empieza la habilidad descriptiva del perito y el conocimiento en su materia; la Descripción del objeto de estudio es donde el especialista tiene que transmitir, sobre todo utilizando un lenguaje científico técnico entendible y, si es necesario, expresiones comunes para complementar su capacidad, para que cualquier persona que lea su dictamen comprenda, sin observar una fotografía, de que objeto, documento, lugar, etc., se trata el indicio descrito en el dictamen. Una descripción de rasgos generales y puntualizada es suficiente para cubrir los requisitos.

En esta sección, Examen y análisis, debe quedar de manifiesto la mejor cualidad de un perito, ¡la observación del pequeño detalle!, que, conjugada con la habilidad descriptiva de esas particularidades del objeto, documento, lugar, etc., hacen de este indicio algo único que lo diferencia de los demás, transfiriendo este conocimiento al lector del documento, que -sin conocer físicamente cualquiera de estos elementos- se transporta mentalmente y crea la imagen que tiene correspondencia con el citado indicio.

Las Observaciones realizadas y vertidas en el dictamen, mediante apuntes precisos, son incorporadas por el perito al documento, al llamarle poderosamente la atención algún dato, que muchas veces no tiene un soporte o explicación en ese momento, porque puede ser un comentario sobre los hechos que se investigan, la posición de un cadáver, el descubrimiento de un indicio por familiares y/o curiosos en el lugar o, simplemente, lo percibió importante para relacionar indicios entre sí.

Si bien es cierto que el Planteamiento del problema es la columna vertebral que le da sustento al dictamen, también es cierto que el capítulo de Consideraciones es el músculo que le da soporte y fuerza al mismo documento, ya que en él se encontrarán datos verdaderos que ya fueron sometidos a procesos científicos o técnicos, según sea el caso, y pueden ser: dictámenes de especialidades, hechos o acciones constatadas por el perito directamente, que a diferencia de las Observaciones, aquí el experto tiene la seguridad de su procedencia y tendrán un fin específico muy importante, serán el soporte de sus Conclusiones.

Las Conclusiones, el capítulo más gustado, tienen íntima relación con todos los rubros del dictamen, por ejemplo: si el Planteamiento del problema -ya sea el solicitado por la autoridad o el ofrecido por el asesor jurídico- no es el adecuado, lo más seguro es que el desarrollo del documento tenga un mal inicio y tome otro curso la investigación, por ende, la conclusión o contestación de un cuestionario, si fuera el caso, presentarán errores y obviamente no arribarán al resultado esperado.

Para el caso de los Antecedentes, si estos fueron seleccionados debidamente, la conclusión proporcionada dará correspondencia o no, con los hechos que se investigan y habrá certidumbre; respecto al Marco teórico podemos concluir que la opinión del experto está basada en lo ya escrito, en lo ya probado, aunque en la criminalística -por ejemplo- hay producción de indicios o fenómenos que no vienen en la bibliografía, pero con la experimentación (ventaja a favor del perito) y comprobación de lo sucedido se suple el dogmatismo.

Las Conclusiones sobre la metodología están ligadas al jugador de ajedrez que antes señalé, si el eje rector es el método científico, entonces mis Conclusiones deben versar en si mi estudio es cualitativo o cuantitativo, me arroja un resultado que debe reflejarse en este rubro, si el experto decidió hacer un análisis deductivo o inductivo, emana otra conclusión al respecto, y si seleccionamos los métodos analítico o sintético, seguramente habrá un resultado más; es decir, al concluir sobre metodología -en los ejemplos señalados- se pueden desprender tres conclusiones mínimo.

En el Examen y análisis podría extenderme bastante hasta saturarlos, pero prefiero explicarlo con un ejemplo de un caso: en un enfrentamiento entre delincuencia organizada y fuerzas federales: hay tres vehículos involucrados, seis cadáveres con heridas producidas por proyectiles disparados por armas de fuego, manchas hemáticas dentro y fuera de los vehículos, armas de fuego de diferentes calibres, cargadores con una gran cantidad de cartuchos, casquillos percutidos dentro y fuera de los vehículos; hago un alto y sólo comento que un experto está obligado a concluir por cada indicio observado, fijado fotográficamente y levantado con su embalaje adecuado y, por supuesto, con la cadena de custodia correspondiente.

Haciendo un ejercicio rápido sobre un cadáver -de este caso hipotético-, el criminalista debe concluir sobre la posición del cuerpo, la disposición de ropas, las manchas hemáticas en el auto y escurrimientos en las ropas, si el médico forense lo acompaña al lugar, entre ambos describen las heridas, cuáles son de entrada y cuáles de salida, el médico concluye causa de muerte y realiza una mecánica de lesiones y el criminalista la posición de la víctima en relación al victimario y mecánica de hechos.

Concluir sobre cada una de las observaciones se resume a discriminar cuáles sí tienen correspondencia con los hechos investigados y cuáles no, cuáles sí son demostrables y cuáles no; si les dijera que en el rubro de Consideraciones se encuentra el cuarto de controles del caso que se investiga, posiblemente no se creería, sin embargo, es ahí donde está todo el soporte que el perito toma en cuenta para concluir; siguiendo con el caso antes señalado, el dictamen de balística nos indica en su resultado que participaron diversas armas y muestra cuáles fueron disparadas, cuántos casquillos fueron disparados por esa arma, las balas extraídas de un cadáver corresponden a un arma en específico, el dictamen de química nos hablará de las muestras de sangre, el de genética a quién corresponden, el de criminalística cómo se produjeron y qué significan, así es con cada dictamen que alimentemos ese capítulo.

Lo más extraño que podrán ver en este artículo es concluir sobre el capítulo de Conclusiones y, creo, será lo más sencillo; si no hay contestación al cuestionario del Planteamiento del problema, es inconcluso el dictamen, si en la conclusión se utiliza “es probable” en lugar de “se determina”, lo más seguro es que esa conclusión sea desechada por no aportar nada al juzgador y, por último y no menos importante, si las conclusiones son divagantes, confusas o si el perito solicitó mayor información y no concluye sobre ello, lo único que evidenció y provocó es una dilación en la investigación.

Como conclusión de este artículo es triste ver dos cosas: un dictamen bien elaborado, con un desarrollo metodológico sobresaliente, incluso con una presentación impecable y verter una conclusión solitaria, descolorida y sin vida, cuando sería más apasionante concluir sobre datos de cada rubro del documento, situación que rara vez ocurre; y, la otra, ver a un abogado molesto con las Conclusiones –que fue lo único que leyó- por no adecuarse a la teoría del caso propuesta, cuando no ha caído en la cuenta que los elementos proporcionados no fueron suficientes para un análisis profundo o, simplemente, no se comunicó con el perito para saber ¿qué pedir?, ¿cómo pedirlo? Y, ¿a quién pedírselo?, contexto observado y reflejado en el Planteamiento del problema.

 

Dr. Anselmo Apodaca Sánchez

Actualmente Consultor Forense. Miembro de la Academia Mexicana de Criminalística y Académico en el Instituto Nacional de Ciencias Penales. (INACIPE) desde 1998.

Twitter: @apodacar84

Facebook: Anselmo Apodaca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí