Inicio Editorial Tras el juicio, AMLO ha mencionado en más de 160 ocasiones a...

Tras el juicio, AMLO ha mencionado en más de 160 ocasiones a García Luna para criticar al INE, a medios y jueces

282
0
Cuartoscuro

Por Redacción

El 21 de febrero un jurado de Brooklyn decidió que el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, era culpable de haber colaborado con el Cartel de Sinaloa para introducir cocaína a los Estados Unidos. Con ello finalizó un juicio que duró cinco semanas y que fue seguido y reportado diariamente por el gobierno de México, a través de resúmenes presentados en cada conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, el protagonismo de García Luna en las llamadas “conferencias mañaneras” en Palacio Nacional no ha cesado aun concluido ese proceso.

Todos los días, desde que concluyó el juicio, López Obrador ha mencionado al exsecretario de Seguridad sin falta. Han transcurrido 16 conferencias y en todas ellas ha hecho referencia a su persona, ya no para narrar aspectos del juicio sino para usarlo, principalmente, como herramienta política para atacar al Poder Judicial, al INE, a legisladores y al gobierno de Estados Unidos, periodistas y medios de comunicación, y a opositores políticos.

Notitia Criminis realizó una revisión de cada una de las conferencias matutinas realizadas entre el 22 de febrero y el 15 de marzo y verificó que el presidente ha señalado expresamente en por lo menos 162 ocasiones los apellidos de García Luna a lo largo de esas sesiones.

En algunas ocasiones López Obrador ha mencionado en más de 20 ocasiones en una sola conferencia al exsecretario de seguridad, como sucedió en las realizadas el 24 de febrero y el 14 de marzo; mientras que el 1 de marzo “solo” lo mencionó en dos ocasiones. En ningún día faltado una mención directa del presidente a García luna, y eso sin contar las que han hecho sus colaboradores u otros asistentes a esas conferencias.

De hecho, la revisión arroja que, en 14 de las 16 conferencias realizadas luego del veredicto a García Luna, el presidente ha mencionado su nombre sin que nadie le haga una pregunta al respecto. Es decir, el presidente lo ha mencionado por cuenta propia para tratar de ligarlo de cualquier forma con los que considera sus “adversarios”, “críticos” o rivales políticos.

Las dos ocasiones restantes las menciones a García Luna vinieron en respuesta a cuestionamientos planteados por Vicente Serrano y Nancy Flores, quienes colaboran para espacios y medios afines a la llamada “Cuarta Transformación”.

El INE y EU: blancos forzosos

El presidente López Obrador ha usado a García Luna con dos objetivos principales: insistir en que debe colaborar con los Estados Unidos y declarar quienes podrían haber sido sus cómplices y si los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón estaban al tanto de sus actividades criminales; y por otro lado atacar a diversas personas y organismos que considera que son sus contrincantes.

Por ejemplo, el 28 de febrero el presidente dijo “ayer hablaba yo de que sería un buen servicio al país el que él (García Luna), independientemente de la reducción de los años que va a estar en la cárcel, ayudara explicando cuál fue su situación en el gobierno de Fox y en el gobierno de Calderón. Entonces, no descartemos esa posibilidad, porque existe el mecanismo, y a él lo están condenando a 20 años, como mínimo, de cárcel, hasta pena perpetua; entonces, él tendrá que decidir”.

Pero el uso de García Luna como herramienta para atacar a los que considera sus rivales ha sido el pan de cada día en la conferencia mañanera. Incluso en casos donde no hay algún vínculo directo.

Uno de esos blancos ha sido el Instituto Nacional Electoral (INE). El 22 de febrero López Obrador dijo que defender al INE era el equivalente a defender al viejo sistema y al exsecretario de seguridad.

“Para eso es esa manifestación, para defender al viejo régimen corrupto, los que van a participar vienen a eso. ¿O ustedes creen que vienen por la ley electoral? No, vienen a decir: ‘El INE no se toca’, pero también ‘García Luna no se toca’, y en el fondo es ‘el régimen corrupto y conservador no se toca’. Para eso es”, señaló el presidente.

En la conferencia del 27 de febrero y sin que nadie se lo preguntara, el presidente utilizó argumentos similares.

“La mayoría han participado en los gobiernos anteriores, han sido, como dije, defensores de los fraudes electorales, han formado parte de la corrupción en México, han pertenecido al narco-Estado que, como ha quedado de manifiesto con lo de García Luna, se impuso durante dos sexenios, el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón.

 Entonces, cuando dicen: ‘No se toca el INE, el INE no se toca’, pues lo que hay que estar pensando es: No se toca —que es lo que ellos quieren— la corrupción, la corrupción no se toca, según ellos; los privilegios no se tocan, el narco – Estado no se toca. Esto es hablando en plata, ¿no?”, dijo el presidente.

El pasado lunes 13 de marzo López Obrador volvió a hacer esta equivalencia entre la defensa del INE con la defensa de lo que denominó un “narco – Estado” del que García Luna era aparte.

En esa misma conferencia, como ha ocurrido en por lo menos otras tres, el mandatario también utilizó la figura del exsecretario de Seguridad para criticar a legisladores y al gobierno de Estados Unidos así como a sus agencias, pese a que en realidad fue ese país el que investigó, detuvo y enjuicio al exfuncionario mexicano.

“A ver, que la DEA nos diga lo que tenemos que hacer en México. ¿Cómo? Pero no solo es… Desde luego que es lo fundamental, es una intromisión a la vida interna del país, o sea, es permitir que pisoteen nuestra soberanía, pero no sólo es eso. ¿Cómo confiar en la DEA? ¿Lo han hecho muy bien? ¿Cómo no se dieron cuenta de lo de García Luna tanto tiempo?”, dijo el presidente en la misma conferencia.

De bajada: jueces, medios y opositores

El nombre de García Luan también ha sido recurrido por el presidente para sostener sus ataques en contra de los jueces y en general del Poder Judicial, principalmente por el ángulo del descongelamiento de las cuentas bancarias que logró la esposa del exfuncionario federal a través de un amparo.

“Bueno, estaban juzgando en Estados Unidos a García Luna y a las tres horas un juez estaba descongelando las cuentas en México de su esposa. Entonces esto del exgobernador y otros casos, ojalá y se apliquen los de la Suprema Corte y atiendan este asunto, porque es grave. No es intervenir en otro poder, es no callar ante la injusticia y la corrupción”, dijo el presidente en la conferencia del 1 de marzo.

En las conferencias del 2 y 3 de marzo el presidente repitió argumentos similares y acusó que el poder judicial ha utilizado una tesis dictada por el exministro de la Corte, Eduardo Medina Mora, justo para descongelar las cuentas bancarias de este y otros casos.

“O lo que hicieron ahora cuando descongelaron las cuentas de la esposa de García Luna, faltó el oficio o la notificación de un organismo internacional, porque así lo establece una tesis, no sé si jurisprudencia, del exministro Eduardo Medina Mora, que era procurador, compañero de García Luna”, dijo.

El presidente ha utilizado el caso del exsecretario de Seguridad para criticar de forma constate a medios de comunicación, a periodistas y a intelectuales, a los que acusa de haber sido una suerte de cómplices al no denunciar los presuntos abusos que se cometieron en su gestión.  

Sin mencionar la publicación de reportajes sobre los abusos de la Policía Federal o de la AFI que sí se publicaron en aquel periodo en varios medios, el presidente insiste en mencionar los nombres de diversos periodistas y conductores que, según él, apoyaban a García Luna y a sus acciones.

“Porque antes estaban al servicio de una oligarquía y ahora en México hay una auténtica democracia y se gobierna en beneficio del pueblo, sobre todo de los más humildes, y ya no se permite la corrupción y lo que se le entregaba a los comunicadores convencionales, a los periodistas famosos, estos que salieron ayer que iban al túnel y al búnker de García Luna, pues ahora son becas para los estudiantes de familias pobres, es la pensión para los adultos mayores” dijo en la conferencia del 10 de marzo.

El nombre de García Luna también ha sido pronunciado por el presidente López Obrador para criticar al PAN – quien le dio un contrato a una empresa logada al exfuncionario en el pasado – y a voces de los que considera son sus opositores políticos, entre ellos activistas y especialistas como el exministro de la Corte, José Ramon Cossío, o la presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera.

“¿Cómo se llama el que fue ministro de la Corte, que ahora es el paladín de la democracia? Cossío, el que nunca dijo nada cuando imperaba en México un narco-Estado, cuando gobernaba Calderón y tenía a García Luna como brazo derecho, y desde antes, con Fox”, dijo López Obrador en su conferencia del 8 de marzo.

***

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí