Inicio Justicia Con recursos de Coahuila, Moreira pagó campañas, casas, autos y sobornos de...

Con recursos de Coahuila, Moreira pagó campañas, casas, autos y sobornos de García Luna: extesorero

682
0
EDNY

Por: Arturo Ángel

Brooklyn, NY.- El exsecretario de Finanzas del estado de Coahuila, Héctor Villarreal Jiménez, confesó ayer, bajo juramento, que entre 2005 y 2010 se encargó de desviar, sistemáticamente, recursos de Coahuila con la finalidad de financiar campañas electorales, adquirir todo tipo de bienes y propiedades, y hasta financiar sobornos a medios, incluidos los del exsecretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna.

Como si hablara de un programa regular de gobierno, Villarreal narró que estos desvíos de recursos fueron instruidos y ordenados por el entonces gobernador de la entidad, Humberto Moreira. El monto del saqueo a las arcas públicas, sostuvo, fue de cientos de millones de pesos.

La explosiva declaración de Villarreal fue presentada ayer en la Corte del Distrito Este de Brooklyn, dentro del juicio que se sigue en contra de García Luna por nexos con el narcotráfico. Desde el domingo y hasta el último minuto antes de iniciada la audiencia, los abogados de la defensa intentaron que este testigo no compareciera, pero no lo consiguieron.

“¿Durante su gestión como funcionario de Coahuila, participó usted en la comisión de algún delito?”, fue la pregunta que la fiscal hizo a Villarreal y con ello comenzó la cascada de operaciones fraudulentas narradas por este testigo.

De entrada, dijo que durante años se encargaron de “cobrar comisiones” por los contratos de obras. Es decir, pagaban a sobreprecio las obras que adjudicaban, con la única finalidad de que dicho remanente fuera transferido a cuentas de otras empresas y personas que decidía previamente el gobernador Moreira.

“¿Para que utilizaban ese dinero?”, preguntó la fiscal y la respuesta fue amplia. La mayor parte, dijo Villarreal Jiménez, se enviaba para el financiamiento de campañas políticas, presumiblemente del mismo partido del entonces gobernador, es decir del PRI. El resto para comprar propiedades en Cuernavaca, Saltillo y Ciudad de México. Y con propiedades se refería a departamentos, casas y terrenos.

Pero también adquirieron medios de comunicación, principalmente estaciones de radio local, para generar coberturas positivas en el estrado. E igual se destinaron millones de pesos, según cuenta el exfuncionario, para pagar por noticias e información favorable al gobierno de Coahuila tanto en medios locales como nacionales.

Villarreal, específicamente, dijo que con el dinero desviado por Moreira compró bodegas, una sucursal de una farmacia en los Estados Unidos, otros terrenos e inversiones e Texas, e incluso un vehículo de la línea Mclaren de lujo.

Los favores a García Luna

La buena relación de Moreira con diversos medios de comunicación, pero en especial, con El Universal propiedad de su “compadre” Juan Francisco Ealy Ortiz tuvo un tercer beneficiado: el exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

De acuerdo con Villarreal, fue el exfuncionario federal quien buscó a Moreira para comentarle que necesitaba ayuda con una campaña mediática positiva para “darle la vuelta” a “un chisme” que se estaba propagando sobre su persona, respecto a un posible encuentro que tuvo con Arturo Beltrán Leyva en Morelos. Ni tardo ni perezoso, el gobernador intercedió – según el exfuncionario – ante Ealy Ortiz para cerrar el supuesto trato.

“Se acordó que el acuerdo sería de 25 millones de pesos mensuales a El Universal para apoyarlo. Se pagaría a dicho medio con recursos del estado. Humberto (Moreira) me pidió que viajara a la Ciudad de México y me reuniera con Sergio Montaño para pagar el primer dinero en efectivo. Este señor, Montaño, trabajaba para García Luna”, dijo el exsecretario de Finanzas.

El nombre dado por Villarreal coincide con el de Sergio Montaño Fernández, quien se desempeñó como Oficial Mayor de la Secretaría de Seguridad Pública federal.

Sin precisar la fecha específica Villarreal dijo que acudió a las oficinas de El Universal junto con Montaño para realizar aquel primer pago. Explicó que los recursos los llevaban en un maleta negra y en efectivo.

No fui el único pago en el que participó. El extesorero dijo que en a mediados de 2009 Montaño se comunicó con él para decirles que les urgía darle a El Universal un pago extra de diez millones de pesos. Luego de consultarlo con Moreira se abrió una nueva cuenta por pagar y desde la tesorería local extrajeron los diez millones.

Para justificar la salida del recurso, Villarreal explicó que se generó una factura a nombre de El Universal con una cuenta por pagar por un monto total de 11 millones 500 mil pesos. El millón y medio extras corresponde a los impuestos.  El concepto del pagaré era, supuestamente, una “campaña de publicidad para el rescate al turismo 2009”.

La transferencia a través de cheques electrónicos a la cuenta del medio se realizó el 24 de junio de 2009. “Pero ese servicio nunca se hizo. Esa campaña no. Era dinero para lo que necesitaba García Luna, Yo lo sabía y lo autorice por lo que me ordenaron”, preciso el exsecretario de Finanzas.

El documento con la copia de la orden de dicha cuenta por pagar y los sellos de la transferencia a “El Universal” fueron presentados ante el jurado como prueba de que esto se llevó a cabo, junta con fotos de una fiesta en la que aparecen, en un ambiente distendido, tanto Ealy Ortiz así como el referido Humberto Moreira

La caja de pandora

La última página de la cuenta por pagar presentada como evidencia en el juicio tiene la leyenda escrita a mano “Elaborar sin folio”. De acuerdo con Villarreal esta era una instrucción que se proporcionaba para que no se generaran facturas foliadas por esos pagos y no se introdujeran en los libros de contabilidad.

“Todos los pagos que no tenían consistencia en contabilidad se guardaban en una caja especial para ello. Todos estos pagos de obra scon sobreprecios, por servicios, etcétera, que yo pensaba que en algún momento podían perjudicar al gobernador, todos esos los guardaba en una caja secreta”, señaló Villarreal.

Pero además de los recibos guardados en esa caja el exfuncionario dice que el sacó copia de todos ellos y que guardó la información en su casa. Toda esa información, almacenada en un servidor, se la trajo consigo cuando en mayo de 2014 cruzó la frontera con Texas para entregarse a las autoridades y ofrecer su colaboración

La jugada parece haberse salido bien al extesorero de Moreira pues solo permaneció ocho meses en prisión. Se declaró culpable de dos cargos de lavado de dinero, un cargo de introducción de recursos no declarados a Estados Unidos y devolvió propiedades y auto de lujo, además de 60 millones de pesos en efectivo. El exfuncionario se encuentra actualmente en libertad, en espera de que se le dicte una sentencia definitiva.

A cambio, Villarreal ha ofrecido su testimonio en diversos procesos penales por corrupción y crimen organizado que se han impulsado en diversas cortes de Estados Unidos.

Moreira y El Universal dicen que no es cierto

De acuerdo con el testimonio del extesorero, la primera vez que García Luna le pidió a Moreira apoyo para conseguir recursos fue cuando este último visitó personalmente el Centro de Mando de la Policía Federal y la central de inteligencia conocida comúnmente como el “búnker”. Ahí, además, García Luna mostrado al entonces gobernador de Coahuila cómo funcionaba el sistema de hackeo conocido como Pegasus.

Todo lo anterior fue negado ayer por el exgobernador de Coahuila quien, en un comunicado dijo que jamás conoció dicha instalación federal y, mucho menos, intercedió por García Luna para tramitar apoyos o contactos entre con el periódico El Universal. Consideró “absurdo” que se insinúe que un exfuncionario del poder de García luna necesitara de un gobernador para elaborar tales conexiones.

El exgobernador priista dijo que quien sí es un delincuente es su extesorero el cual ha reconocido que cometió delitos al autorizar pagos en exceso y, pese a ello se ha “burlado” de las autoridades difundiendo informaciones falsas a cambio de los beneficios que ha estado buscando en los últimos diez años.

El Universal, por su parte, y por segundo día consecutivo, rechazó en una editorial que lo dicho por Villarreal sea verídica. Argumentó cosas como que las fechas dadas por el testigo no cuadran, y mostró que su cobertura periodística respecto a las acciones de García Luna siempre fue crítica.

Según el diario, estas acusaciones forman parte de una campaña de linchamiento contra varios medios en México a la que ahora se habría sumado el gobierno de los Estados Unidos. Aquí su postura completa.

***

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí