Inicio Nuestras firmas WOLLYING: CUANDO EL PEOR ENEMIGO DE UNA MUJER, ES OTRA MUJER…

WOLLYING: CUANDO EL PEOR ENEMIGO DE UNA MUJER, ES OTRA MUJER…

271
0

Por Lizzet Arriaga Covarrubias

Expresiones como: ¡Lástima que la vulgaridad sea su única carta! ¡Sexualiza las noticias! ¡Leer el prompter no es ser periodista! ¡Anda con el jefe por eso tiene el puesto! Y acciones como contratar bots para atacar mi trabajo y unirse para difamarme, son tan solo algunos ejemplos de cómo deplorablemente mi mismo género me ha violentado en el ámbito laboral, y es que ¿qué mujer no ha sido atacada por otra mujer? De ahí el lamentable origen del dicho: “El peor enemigo de una mujer es otra mujer”. Este actuar no es nuevo, se le denomina WOLLYING y hoy quiero visibilizarlo.

El Wollying (woman + bullying) fue definido por las investigadoras Tracy Vaillancourt de la Universidad de Ottawa y Aanchal Sharma de la Universidad McMaster, como el comportamiento entre mujeres que a través de la sutileza natural del género femenino busca provocar cierto daño de mujer a mujer. La violentadora, cegada por un sentido de competitividad, pertenencia e identidad inicia una campaña de chismes, rumores, injurias, intimidaciones, humillaciones, sarcasmos, burlas, aislamiento, maltrato y, en algunos casos, abuso de autoridad lo cual resulta una constante amenaza en la vida personal y laboral de la víctima.

La coach de vida Sheila Morataya, ha manifestado que la rivalidad, celos, envidia entre mujeres es un problema perpetuo ya que el sentir que otra mujer tiene cualidades que la violentadora no tiene es lo que lleva a incluso crear alianzas para sacar del camino a una fémina, pero esta problemática obsesiva se ha segmentado los últimos años entre las mujeres emprendedoras que tienen visión o metas en común y en las que sienten que la belleza o inteligencia de otras puede opacarlas, sumando también que este fenómeno se ha potenciado por las redes sociales y la vida digital.

Es una realidad que desde los 3 niveles de gobierno y la sociedad civil, se han sumado esfuerzos para que las mujeres tengamos acceso a una vida libre de violencia, pero estas acciones se han enfocado principalmente en combatir la violencia ejercida de hombre a mujer ya que es la más común pero no porque sea la más frecuente significa que sea la única existente.

ONU MUJERES define a la violencia de género como los actos dañinos dirigidos contra una persona o un grupo de personas en razón de su género. Tiene su origen en la desigualdad de género, el abuso de poder y la existencia de normas dañinas. El término se utiliza principalmente para subrayar el hecho de que las diferencias estructurales de poder basadas en el género colocan a las mujeres y niñas en situación de riesgo frente a múltiples formas de violencia. Si bien las mujeres y niñas sufren violencia de género de manera desproporcionada, los hombres y los niños también pueden ser blanco de ella y las mujeres también pueden ejercerla como es el caso del Wollying.

Existen cifras de mujeres violentadas por hombres, por sus parejas, por sus superiores jerárquicos, pero no existen números para las mujeres que son víctimas de otras mujeres. Me parece el momento histórico adecuado para comenzar a visibilizar y ¿por qué no? también legislar sobre este fenómeno, ya que las mujeres tenemos derecho a vivir sin ningún tipo de violencia, inclusive de la violencia ejercida por nuestro mismo género. Seré férrea alentadora para que se priorice la creación de políticas públicas y programas sociales que coadyuven a esta lastimosa realidad a la que las mujeres nos enfrentamos día con día.


Lizzet Arriaga Covarrubias

? Licenciada en Derecho por la Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados.
? Maestra en Derecho Fiscal y Administrativo por la Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados.
? Periodista Parlamentaria.
? Conductora titular de “Noticias Senado” y “En la Banqueta” en el Canal del Congreso de la Unión
? Reportera en Televisa