Inicio Nuestras firmas Perfiles criminales: Herramientas valiosas para el derecho penal

Perfiles criminales: Herramientas valiosas para el derecho penal

336
0

En el ámbito del derecho penal, los perfiles criminales han surgido como una herramienta valiosa para ayudar en la resolución de casos y la identificación de sospechosos. Estas descripciones psicológicas de los delincuentes, elaboradas por expertos en psicología forense, han demostrado ser una estrategia efectiva en la investigación criminal. Sin embargo, es importante considerar tanto su utilidad como sus limitaciones en el contexto legal.

Un dato importante a tener en cuenta es el caso del asesino en serie Ted Bundy. Durante la década de 1970, Bundy aterrorizó a Estados Unidos con una serie de asesinatos brutales.  Se estima que fue responsable de la muerte de al menos 30 mujeres en diversos estados del país. Fue a través del perfil criminal desarrollado por el agente del FBI Robert Ressler y el psicólogo John E. Douglas que Bundy fue finalmente capturado.

El perfil criminal de Bundy, incluía varias características distintivas. Se describía a Bundy como un individuo carismático y encantador, capaz de ganarse la confianza de sus víctimas. Se identificó que Bundy utilizaba su apariencia física y su comportamiento aparentemente inofensivo para atraer a sus víctimas, generalmente mujeres jóvenes y atractivas

Se destacaba, por tener una gran habilidad para manipular y controlar a las personas que lo rodeaban. Podía cambiar su apariencia y comportamiento según las circunstancias, adaptándose a diferentes situaciones con el fin de ocultar su verdadera naturaleza y evitar ser detectado como un delincuente, cuando en realidad tenía una tendencia hacia la violencia sexual y una incapacidad para establecer relaciones emocionales significativas.

Es importante destacar que el perfil criminal no fue la única herramienta utilizada en la investigación, ya que se contó con otras pruebas forenses y testimonios que respaldaron su implicación en los crímenes cometidos.

Este caso ejemplifica el potencial de los perfiles criminales para proporcionar pistas valiosas que pueden guiar las investigaciones y ayudar a las autoridades a cerrar casos pendientes.

Sin embargo, es necesario reconocer que los perfiles criminales también tienen sus limitaciones. La creación de un perfil se basa en la interpretación de la información disponible y en la experiencia y habilidad del profesional. La subjetividad inherente a este proceso puede dar lugar a errores o generalizaciones que pueden desviar una investigación en la dirección equivocada. Además, la complejidad y la variabilidad del comportamiento humano hacen que la creación de perfiles sea una tarea difícil y desafiante.

En mi opinión personal, los perfiles criminales son una herramienta que deben utilizarse con precaución y siempre en combinación con otras pruebas y métodos de investigación sólidos. Si bien pueden proporcionar una guía inicial para las investigaciones, no deben considerarse como una prueba concluyente de la culpabilidad de una persona. En última instancia, la justicia debe basarse en pruebas sólidas y en el respeto de los derechos individuales.

Es crucial que los perfiles criminales sean desarrollados por profesionales capacitados y éticos en el campo de la psicología forense, que sigan rigurosos estándares científicos y éticos. Y que los jueces, fiscales y abogados defensores estén informados sobre las limitaciones y el alcance de los perfiles criminales, para que puedan evaluar críticamente su relevancia en los casos y garantizar un juicio justo.

María Fernanda Bautista.

Egresada en Derecho y Criminología de la Universidad Rosario Castellanos.