Inicio Nuestras firmas MÉXICO Y SU GRAN CENTRO DE LAVADO DE DINERO: VINCULADO CON LAS...

MÉXICO Y SU GRAN CENTRO DE LAVADO DE DINERO: VINCULADO CON LAS ACTIVIDADES DEL CRIMEN ORGANIZADO

200
0
? Es un gran modelo de negocio mundialmente, en el que hasta se benefician uno que otros funcionarios públicos para terminar pobremente la semana ?

Por Ligia Martínez Rojas

En México, dentro de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada se puede entender por delincuencia organizada y también conocido como crimen organizado, a una organización de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma continua y permanente, cuyo objetivo principal es la obtención y satisfacción de beneficios materiales o económicos mediante la comisión de delitos. Existe este tipo de organización delictiva para realizar o llevar a cabo conductas que por sí o unidas a otras tienen como finalidad cometer algunos de los siguientes delitos: terrorismo, trata de personas, turismo sexual o lenocinio en contra de menores o incapaces, falsificación o alteración de la moneda, operaciones con procedencia ilícita, acopio y tráfico de armas, tráfico de indocumentados y de órganos, contra la salud, corrupción de personas, asalto, secuestro, tráfico de menores y robo de vehículos, por lo que este tipo de actividades ilícitas deterioran gravemente cada día nuestra sociedad.

Por su puesto qué, la delincuencia organizada es un gran problema que afecta seriamente al país y en el que se ha visto excedido abruptamente por el poder que los grupos organizados tienen no sólo por la violencia que ejercen, sino también por la capacidad económica, tecnológica y sin dejar a un lado la política.

Es evidente que la delincuencia organizada se viene fortaleciendo en los últimos 30 años, en la que han evolucionado, debido a los estrechos vínculos y enlaces con los que cuentan las distintas estructuras criminales y los distintos métodos que han adoptado, con la finalidad de adaptarse a cambios políticos y alternancia de poder de distintos partidos, sin dejar en el olvido que grandes funcionarios y empresarios se han visto envueltos y señalados dentro del crimen organizados, beneficiándose de miles de millones en ganancias y recursos que dejan estos tipos de actividades ilícitas. Es preciso señalar que cuentan con estrategias para ocultar y encubrir el origen ilícito de su patrimonio, permeando a todos los niveles los sistemas democráticos.

Es aquí en donde cabe mencionar que la principal actividad de estas organizaciones delictivas es el famoso lavado de dinero y/o blanqueo de capitales, es la manera más fácil para hacer uso de esos capitales obtenidos ilícitamente y de cierta manera hacerlo lícito dentro de México, para encubrir el origen de dichos fondos o recursos, sin la mayor atención por parte de las autoridades del gobierno Mexicano.

Desde luego, es necesario señalar las funciones y el objetivo de las grandes lavadoras de dinero en México y su forma de operar. El blanqueo de capitales permite disfrazar el origen real del dinero procedente de acciones y diversos delitos ilícitos, con la única finalidad de ingresarlo al sistema financiero de manera lícita y que aparezcan como ganancias de actividades y circulen sin problema en dicho sistema financiero, lo que esto conlleva a altos índices de fraude y corrupción.

Así mismo, es importante resaltar que las estructuras financieras constituyen el núcleo de toda organización criminal por dos motivos: se podría decir que en primer lugar, porque la búsqueda de beneficios de grandes sumas económicamente es en gran medida lo que motiva la constitución de las mismas organizaciones, y, en segundo lugar, porque dichos recursos son imprescindibles para afianzar la permanencia y continuidad de tales organizaciones delictivas, las cuales se valen cada día más de los avances tecnológicos y de la desregulación que acompaña y permea el proceso de globalización, esto quiere decir, a que se refiere a la creciente integración de las economías de todo el mundo, especialmente a través del comercio y los flujos financieros. Por consiguiente, combatir el incremento de la delincuencia organizada a nivel regional socavando “el producto del delito” se ha convertido en una de las principales prioridades de los gobiernos, pero, quién a su vez, son los mismos quienes maquillan y consienten dichas actividades con ciertos acuerdos o patrocinios en sus campañas políticas, creando enlaces y/o sinergias para seguir operando, fuera del escrutinio social. Hay que ser realistas y objetivos, aceptar que existe y lo que sucede en nuestro entorno como sociedad, no tendríamos por qué espantarnos a la realidad, a pesar de que sabemos que está mal las acciones que realizan dichos grupos, hemos normalizado ver estos tipos de actividades del crimen organizado, tan lo hemos normalizado, que incluso uno que otro candidato político son los mismos quienes se terminan acercando a estos grupos delictivos para ser apoyados en su candidatura, que quizás luego por conveniencia olviden de dónde proviene ese dinero o que tienen relación con estos carteles, eso sería por cubrir y mantener una imagen ante los ojos de la sociedad de ser buen político e intachable, que al final es sólo eso, imagen.

Evidentemente, en México es posible lavar dinero sin temor a ser perseguido y procesado por la justicia, sino fuere el caso, estos tipos de actividades dejarían de existir y no todo lo contrario, son cada vez más las transacciones bancarias de grandes montos, los depósitos en efectivo por millones de dólares e incluso cuántas empresas fantasma no han existido para triangular el dinero de paraísos fiscales hacia al país o al exterior, esto no es un secreto a voces, sino una realidad que se vive al día. Entonces, ¿realmente podemos creer que les importa a ser procesados a estos grupos de personas quienes realizan y obtienen recursos ilícitos? Recordemos, que como antes mencione en un párrafo anterior, de eso se trata la permanencia y duración del crimen organizado, mientras más crezca su poder adquisitivo, mayor será su poder dentro de la sociedad y del gobierno, el dinero es el mayor activo líquido que mueve el mundo.

Citando el artículo 400 Bis del Código Penal de la Ciudad de México.
El ordenamiento jurídico mexicano sanciona como recurso de procedencia ilícita;

I. Adquiera, enajene, administre, custodie, posea, cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando tenga conocimiento de que proceden o representan el producto de una actividad ilícita, o
II. Oculte, encubra o pretenda ocultar o encubrir la naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento, propiedad o titularidad de recursos, derechos o bienes, cuando tenga conocimiento de que proceden o representan el producto de una actividad ilícita.

Ahora bien, haciendo alusión de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Con la finalidad de promover la cooperación para prevenir y combatir más eficazmente la delincuencia organizada.

Para los fines de la presente Convención:

a) Por “grupo delictivo organizado” se entenderá un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la presente Convención con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material;

Ahora, es necesario resaltar que el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito Federal señala qué;

I. Establecer medidas y procedimientos para prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie para la comisión de los delitos de recursos de procedencia ilícita.

No obstante, es importante especificar que quien se encarga de la detección de los activos ilícitos es la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera México), con el propósito de coadyuvar en la prevención y combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, coloquialmente conocido como lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, es por la que se creó esta Unidad.

Descifremos mejor las funciones de la Unidad de Inteligencia Financiera, que es la central para:

• Recibir reportes de operaciones financieras y avisos de quienes realizan actividades vulnerables;
• Analizar las operaciones financieras y económicas y otra información relacionada; y
• Diseminar reportes de inteligencia y otros documentos útiles para detectar operaciones probablemente vinculadas con el lavado de dinero (LD) o el financiamiento al terrorismo (FT), y en su caso, presentar las denuncias correspondientes ante la autoridad competente.

Así mismo, las principales tareas de la Unidad de Inteligencia Financiera consisten en implementar y dar seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones u operaciones, que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie para la comisión de los delitos de lavado de dinero y/o procedencia ilícita.

Dicho en otras palabras, el poder de la delincuencia organizada cada día se fortalece más, ya que como antes mencioné, debido a su gran poder adquisitivo y su astucia para triangular y blanquear sus activos, creando empresas, ya sean fantasmas o reales, pero lo real es que jamás tendrán fin mientras siga girando el dinero del crimen organizado. Pero, hay algo de cierto que hoy en día, es la misma sociedad que se presta para lavar dinero, se dedique o no a la delincuencia organizada. Con el simple hecho de aceptar dinero proveniente de esa fuente, te hace partícipe de delinquir en un delito. Es por lo que para combatir un fenómeno que es muy real y palpable en cuanto a los efectos nocivos que genera y por ende permea y afecta prácticamente en todos los ámbitos de la vida. Quiero suponer qué, se tendría que atacar directamente a su economía, ya que eso es lo que les da el poder y autoridad. De la misma forma que analizo y me cuestiono, es si realmente se han realizado las debidas actividades, que quiere decir, ¿realmente a quienes detiene serán la pieza para acabar con el crimen? Una cosa es la cabecilla que está al frente de una organización, pero otra muy distinta, es la mente maestra, la que maquina toda la estrategia. Haciendo una comparación con los partidos políticos, existen propuestas para quien lanzar como candidatos y que representen a estos partidos, pero eso no quiere decir que los que salen a cuadro son los lideres, al final, sin mencionar nombres, han terminado siendo títeres de la mente maestra del partido político y es quien los puso o los lanzo a la candidatura, al igual que en una empresa, no es precisamente el dueño quien dirige la orquesta sinfónica, sino que para ello contratan a es CEO y estratega para que realmente dirija ese corporativo, es por ello que me cuestiono, el por qué la delincuencia organizada tendría que funcionar diferente. Quizás, si existe alguien quien funge como mente maestra y el que se encarga de diseñar toda la estrategia, porque jamás se terminará estos tipos de organizaciones, ya que esas personas aún siguen libres y pasan desapercibido, no son los más buscados. Al final, sólo será hipótesis, simplemente suposiciones, quien realmente sabe, son los que están involucrados. De igual manera, me quedo como conclusión, que para combatir la delincuencia organizada reitero, sería combatiendo su economía y la mente maestra.

Me encantaría finalizar con dos frases:

“Algunas leyes del estado destinadas a frenar el crimen organizado son incluso más criminales”
? Friedrich Engels

“La delincuencia y la mala vida son la medida del fracaso de un Estado, todos los delitos al final es el delito de la comunidad”
? H.G Wells

Agradezco al lector en general por los minutos dedicados en leer estás líneas y deseo que tengan un buen día.


Ligia Martínez Rojas

Abogada Penalista.
Maestrante en Ciencia Jurídico Penal, con especialidad en Juicio Oral y Proceso Penal Acusatorio.