Inicio Nuestras firmas ENTRE FILTRACIONES, RESPONSABILIDADES Y DECISIONES DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE...

ENTRE FILTRACIONES, RESPONSABILIDADES Y DECISIONES DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN

150
0

Por Irving Ambriz Gaytán.

En estas últimas semanas, hemos sido testigos del constante actuar de “lo jurídico” y “lo político”; no solamente, respecto al rubro del tema más sonado en la política mexicana contemporánea que, bajo una metodología histórico progresiva, podría ser considerada como uno de los actuares políticos y sociales de mayor trascendencia del gobierno federal (nos referimos a la revocación del mandato de 2022); empero, otro de los temas mediáticos y de interés, es la resolución emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se ven involucrados: un fiscal general de justicia, algunos ministros de nuestra corte mexicana y una familia que reclamó justicia y a través de la acción de amparo y la facultad de atracción que tiene la Corte, se ordenó la liberación a favor de Laura Morán y Alejandra Cuevas.

Sin soslayar que, en el ambiente judicial, también el máximo tribunal de justicia en México, nos sorprendió -y agradó- la concesión de amparo a nuestro profesor, investigador y periodista Sergio Aguayo, respecto a diversos actos de autoridad, provenientes del Poder Judicial de la Ciudad de México, así como la solución alterna al proceso ordinario penal en la que se sometió a la alcaldesa (suspendida -por cierto- bajo tópicos del orden jurídico nacional penal), de nombre y apellido Sandra Cuevas; quien, bajo el argumento “me disculpo, pero no reconozco”, generó en el foro de los abogados penalistas, la oportunidad de hablar, debatir y profundizar sobre las SOLUCIONES ALTERNAS Y FORMAS DE TERMINACIÓN ANTICIPADA reguladas en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

A todo lo anterior, podemos advertir que el Derecho como disciplina, ciencia o metodología para la solución de conflictos, es indispensable en el actuar de “la política” y “lo político” (parafraseando al profesor Bolívar Echeverria), toda vez que nuestras instituciones en materia de procuración y administración de justicia, confluyen para generar un verdadero Estado democrático de derecho; empero, uno de los temas de mayor relevancia -política y jurídica, se insiste- es justamente el caso de las ciudadanas Laura Morán y Alejandra Cuevas.

Lo anterior, no solamente por la filtración de llamadas telefónicas entre el representante del órgano constitucional autónomo más importante en materia penal con sus subordinados y “contactos”, sino también, la información que se sabe, salió del edificio sede de la Suprema Corte; las declaraciones de los familiares de Laura Morán y Alejandra Cuevas, a través de la línea periodística de proceso; así como la constante y perpetua corrupción, esa plaga insaciable que desde años remotos es adjetivo calificativo de nuestro país.

A todo lo anterior, debemos reflexionar y recordar -como lo dijera en su momento Ignacio Burgoa- que las instituciones fallan por el factor humano; el Estado democrático de derecho, no es mas que una expresión lingüística que, en el terreno de lo político, los representantes sociales que tienen una relación de sujeción con el Estado, lo utilizan (sobre todo los retóricos), para fortalecer las políticas públicas de un Estado y con ello lograr el objetivo del “Leviatán de Thomas Hobbes”.

Pero, frente a todo este terreno de política a la mexicana, los operadores jurídicos debemos intervenir, participar y evidenciar que, el orden jurídico estatal debe regular, controlar y vigilar el actuar de nuestros servidores públicos, con independencia de compadrazgos y amiguismos.

Es decir, lo jurídico (“lo político”) no debe estar a merced de “la política”; al contrario, la ontología y axiología de “lo jurídico”, debe y tiene que, estar al auxilio de “la política” y “lo político” (insistimos en citar a Bolívar Echeverria); para ello, basta revisar a los clásicos, abrir libros en materia de teoría y filosofía política (bases históricas del derecho constitucional), e incluso de filosofía de la historia, en donde gran parte del contrapeso de un Estado (sea cual fuere este), esta en el foro de los abogados e intelectuales de época.

Finalmente, y a propósito de la conmemoración del natalicio del jurista oaxaqueño Benito Pablo Juárez García, éste alguna vez dijo que, los grandes hombres, y mujeres, en el verdadero sentido de la palabra, no deben ser indiferentes a los derechos, ni ciegos a las necesidades de los indefensos.
El foro tiene una responsabilidad histórica, a pesar de filtraciones y el mal actuar de alguno que otro servidor público, el derecho y la justicia deben prevalecer, con golpes de procesos, recursos e incluso de procesos constitucionales.


Mtro. Irving Ambriz Gaytán.

Licenciado y maestro en derecho por parte de la UNAM, doctorante en Hébo Instituto y Abogado postulante.