Inicio Nuestras firmas Sistematización del Derecho Penal en México para combatir la corrupción

Sistematización del Derecho Penal en México para combatir la corrupción

324
0

La corrupción en México es un tema que sigue estando presente en muchas instituciones encargadas de la procuración y administración de la justicia.

Es importante hacer mención de la importancia que tienen los operadores del sistema, como los Magistrados, Jueces, Ministerios Públicos, abogados defensores y asesores jurídicos quienes, en ocasiones, algunos de ellos, se han visto involucrados en actos de corrupción, la cual se apoderó de la impartición de la justicia en nuestro país pues, a pesar de ser los garantes de ello, deciden apartarse de la justicia a cambio de beneficiarse económicamente del mejor postor y, desafortunadamente, algunos autores afirman que la corrupción se ha vuelto una cultura en nuestro país, lo cual yo considero que no es así ya que no podemos generalizar, pues existen buenos funcionarios públicos honestos y trabajadores.

Quien ha sido litigante sabe que algunos Ministerios Públicos, para hacer su trabajo, como lo es realizar diligencias, actos de investigación, allegarse de dictámenes periciales o determinar una carpeta de investigación, solicitan dádivas, lo cual no debería ocurrir en ninguna parte del mundo y lo peor de esto es que accedemos a ello con tal de sacar nuestro asunto, lo cual no debería ocurrir por ningún motivo.

Es por todo lo anterior que propongo sistematizar el Derecho Penal en algunos delitos, ya que es un derecho que tenemos como ciudadanos a que se resuelva una situación jurídica de manera pronta y eficiente y, con ello, evitar que algunos funcionarios realicen actos de corrupción.

Para ello se requiere que, una vez que se tenga la noticia criminal de un hecho previsto como delito en nuestra legislación penal y su pena no sea mayor a cinco años, de manera automatizada el sistema dé una alerta para que el Ministerio Público encargado de la carpeta cite a las partes y acuerden terminar con el asunto primeramente reparando el daño, lo que permitirá concluir con el asunto de forma inmediata.

De tal forma que, de manera sistemática y simple, se resolverían los asuntos en materia penal, considerados por el Código Penal como no graves, siendo una forma eficaz de abatir el gran rezago de carpetas de investigación en las Fiscalías de todo el país, así como de evitar la corrupción por parte del personal encargado de operar el Sistema Penal.

El sistema deberá funcionar creándose un programa en la Fiscalía donde se alimente al sistema con el contenido del Código Penal para el Distrito Federal, ahora Ciudad de México, con las carpetas de investigación iniciadas por delito y, al detectar el programa los delitos que cumplan con los requisitos para acceder a un acuerdo reparatorio, es decir, que sean delitos no graves y su pena no rebase los cinco años de prisión y, por ende, que el delito admita el perdón de la víctima u ofendido o se trate de un delito culposo, y que exista la voluntad de la partes de llegar a un arreglo, se terminaría con el asunto, sin importar que el imputado previamente haya celebrado otro acuerdo reparatorio por hechos que correspondan a delitos no graves. No será procedente en caso que el imputado haya incumplido previamente cualquier salida anticipada, a menos que cumpla con la anterior podrá llevarlo a cabo.

El proceso sistematizado procederá, desde la presentación de la denuncia o querella hasta antes de decretarse el auto de apertura de juicio, el cual será supervisado y autorizado por el Juez de Control o la representación social, según el caso. Cuando se haya dictado el auto de vinculación a proceso y, hasta antes de que se haya dictado el auto de apertura a juicio, el Juez de Control, a petición de las partes, podrá suspender el proceso penal hasta por treinta días para que las partes puedan concretar el acuerdo reparatorio con el apoyo de la Unidad de Mediación en materia penal.

Lo anterior tendrá como beneficios:

  1. Evitar que sigan aumentándose las cargas de trabajo en las unidades de Investigación de las Fiscalías, ya que hay que recordar que en el nuevo esquema de trabajo de la Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, Lic. Ernestina Godoy, se atenderá a la ciudadanía a efecto que se reciban más denuncias, las cuales tendrán diversas modalidades para ser recepcionadas, lo cual -por obviedad- incrementará aún más la carga de trabajo en la Fiscalía.
  1. Habrá impartición de la justicia pronta y expedita ya que, una vez que se tenga conocimiento por parte del Ministerio Público de la noticia criminal y se tengan los datos de prueba suficientes que hacen presumir el delito, se citará de manera inmediata a las partes y, con el acuerdo de ambas partes, se terminará el asunto, lo cual puede ser en tres semanas o antes si así las partes lo acordaran y se repare el daño en su totalidad.
  1. A la víctima se le reparará el daño de forma total e inmediata, lo cual es, a mi consideración, una de las finalidades más importantes de este Sistema Acusatorio.
  1. Lo más importante, comenzar a implementar estrategias para acabar con los actos de corrupción por parte de algunos funcionarios públicos.

Por lo que, de todo lo antes citado, podemos concluir que “no existen sistemas procesales malos, los malos somos los operadores del sistema”.

Hasta pronto.

 

Mtro. David Daza Madrigal 

Doctorante en Derecho, en la Facultad Interamericana de Litigación en la Barra Interamericada de Abogados. Secretario del Juzgado Decimotercero de Distrito en Procesos Penales Federales del Poder Judicial de la Federación

Twitter: @daza_madrigal

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí