Inicio Nuestras firmas En nombre de la seguridad nacional, desde una visión global

En nombre de la seguridad nacional, desde una visión global

150
0

Como en todo inicio, en esta columna, resulta fundamental establecer el origen de la seguridad nacional como concepto central, así como contextualizar la doctrina que la formula bajo una perspectiva histórica y social.

El concepto de seguridad por sí solo, según la RAE, es: la cualidad de seguro, libre y exento de todo peligro, daño o riesgo, estableciendo desde el inicio un amplio panorama de posibilidades para ejecutarla o garantizarla, en el presente, se hablará de la perspectiva que se ha tomado por parte de los países más poderosos del mundo, desde los inicios del concepto, con el único fin de cumplir con su definición.

Ahora bien, si hablamos de NACIONAL, según la RAE, significa: Natural de una nación, en contraposición a extranjero; es decir lo nacional debe de entenderse como todo lo que se considere parte de un mismo lugar independientemente que contravenga lo proveniente de otra parte del

mundo.

Entonces, qué sucede cuando juntamos palabras y buscamos generar un concepto, como en este caso en específico vamos a crear el de la SEGURIDAD NACIONAL, que más allá de fungir como palabras con significado aislado, se ha generado un significado propio, con origen histórico, con consecuencias derivadas de su aplicación y ejecución, con evolución, revisión y vida propia, por lo que a lo largo de estas líneas vamos a tratar de desentrañar a este monstruo social que como Hobbes lo llamaría: El leviatán.

A lo largo de la historia del mundo nos hemos encontrado con potencias y personajes importantes de los cuales se han generado consecuencias que repercutieron en el desarrollo económico y social de todos los países, por ende, la estructura política con la que contamos hoy en día es consecuencia directamente de esas decisiones que se tomaron en el pasado; pero la problemática no solo está en conocer la historia sino que a pesar de que se conoce se siguen cometiendo errores en la administración pública que repercutirán en las futuras generaciones, como bien lo decía uno de los más grandes lideres de la historia, Napoleón Bonaparte: quien no conoce su historia está condenado a repetirla. Centrémonos en un punto importante que es retomado de la lectura “Historia de la Doctrina de la Seguridad Nacional” de Edgar de Jesús Velázquez Rivera, el cual se relaciona con la conquista de los países de América latina a lo largo de hechos históricos marcados como la Guerra fría en cuyo enfrentamiento político se sentaron las bases de los nuevos pensamientos e ideologías que han perdurado a lo largo de este tiempo.

Una vez sentadas dichas bases de pensamiento y a consecuencia de las condiciones políticas, económicas y sociales con los que cada país se quedó después de la segunda guerra mundial, es que el concepto de seguridad nacional empieza a crear fuerza e importancia, es decir se empieza a generar la visión de cada territorio con la justificación de mantener la seguridad nacional y no repetir algún tipo de guerra sangrienta.

El problema surge cuando por tratar de garantizar la seguridad nacional, los países crean una serie de acciones violatorias de derechos humanos hacia otros ciudadanos, un ejemplo de lo que digo sería Estados Unidos con la Ley HB20 cuyo objetivo es reforzar la seguridad en las fronteras para

impedir el paso de inmigrantes, aunque el discurso se vende y se comercializa como una consecuencia de seguridad nacional, es deconocimiento general las múltiples violaciones de derechos humanos que sufren los inmigrantes en ese país, desde empleos clandestinos y mal

pagados (explotación laboral) hasta abusos de autoridad.

Derivado del anterior análisis podemos concluir lo siguiente:

1.- La seguridad nacional se utiliza como pretexto para la violación de los derechos humanos.

2.- La seguridad nacional va de la mano con la geopolítica.

3.- Los países mayormente desarrollados buscan dominio de los países inferiores utilizando como pretexto el concepto de seguridad nacional.

Mtra. Xareni Andrade Heredia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí