Inicio Justicia Confirmado: Gobierno de Cuitláhuac privó de su libertad a jueza sin probarle...

Confirmado: Gobierno de Cuitláhuac privó de su libertad a jueza sin probarle delito alguno

323
0
Twitter: @CiroGomezL - Grupo Imágen

Por: Arturo Ángel

La jueza penal del estado de Veracruz, Angélica Sánchez Hernández, fue liberada el día de ayer tras haber permanecido 48 horas detenida y retenida, sin que hubiera cometido delito alguno.

Aunque la Fiscalía General de Justicia de Veracruz intentó integrar una acusación en su contra a partir de los dichos e informes de policías del gobierno de Cuitláhuac García, no hubo un solo elemento sólido que permitiera presentarla ante un juez por los supuestos delitos que se le achacaban: portación ilegal de un arma, posesión de drogas o ataques a una autoridad.

La Fiscalía señaló en un comunicado que continuará integrando una carpeta de investigación contra la jueza. No obstante, autoridades confirmaron a Notitia Criminis que no existe evidencia que justifique siquiera que hubiera sido privada de su libertad sin ninguna orden judicial.

“Fui torturada en San José (cuartel estatal de policía), es todo lo que les puedo decir por ahora”, dijo la jueza Sánchez al salir ayer de las instalaciones ministeriales donde permanecía detenida desde el lunes pasado.

Durante las 48 horas en que estuvo privada de su libertad el gobernador Cuitláhuac García y sus agentes dieron versiones contradictorias del motivo de su detención. El mandatario estatal insistía en que la jueza podría estar ligada a temas de corrupción judicial y una supuesta prueba de ello es que había liberado antes a una persona acusada de un asesinato. Aunque ello en realidad ocurrió en cumplimiento de un amparo federal.

Pero el parte de los policías locales señalaba que la jueza fue detenida en la vía pública porque, primero, iba en exceso de velocidad y, después, porque supuestamente había accionado un arma de fuego contra ellos y traía “paquetitos” de una supuesta droga.

Los familiares y abogados de la jueza sostuvieron desde el lunes que nada de eso era cierto y que la detención de Sánchez Hernández fue consecuencia de una venganza o represalia política instruida por el gobernador, pero también en complicidad con la titular del Poder Judicial del Estado, Lizbeth Jiménez Aguirre.

Cabe recordar que la jueza fue detenida justo cuando se le había instruido por parte de la la oficina de Jiménez trasladarse desde Cosamaloapan a la capital para una reunión de trabajo. El abogado de la jueza dio que Jiménez estaba molesta porque no le consultó sobre la liberación de un presunto homicida por un amparo, situación que molestaría al gobernador quien, precisamente, apoyó a Jiménez para que ocupara la titularidad del Poder Judicial estatal.

***

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí