Inicio Nuestras firmas Se deroga el “peligro de contagio”: El principio del fin de la...

Se deroga el “peligro de contagio”: El principio del fin de la criminalización de la transmisión del VIH

145
0

El 2024 inició con reformas al Código Penal para el Distrito Federal (CPDF), así el 11 de enero, se publicó en la Gaceta Oficial una reforma que modificó de las Disposiciones Generales, un precepto, el “ARTÍCULO 76 (Punibilidad del delito culposo)” y de la Parte Especial afectó dos artículos, el 130 y el 159; la reforma buscó dejar de criminalizar la transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Del artículo 76, cuarto párrafo, en el cual constan los delitos que se sancionarán como culposos se eliminaron las “Lesiones por Contagio, a que se refiere el artículo 159” en correspondencia a la derogación del artículo 159. Por otra parte, en el artículo 130 se modificó la fracción VI para suprimir el supuesto de las lesiones sancionadas con una punibilidad de seis a ocho años de prisión cuando causen una enfermedad incurable, sin embargo, la conducta “eliminada” no desapareció del todo, pues en correspondencia se sumó una nueva hipótesis con ajustes: en la fracción “I Bis” se prevé la punibilidad de tres meses a tres años de prisión para el sujeto activo que cause o transmita de manera “intencional” una enfermedad incurable, lo primero que se advierte es la reducción de la punibilidad y lo segundo, deriva de su ubicación como fracción I Bis, con lo cual queda fuera de los supuestos incluidos en las lesiones que se sancionarán como delitos culposos.

La derogación del “peligro de contagio” se traduce naturalmente en un cambio coherente con la visión progresiva de los derechos humanos, en su momento, en otra realidad histórica, social, cultural, económica y tecnológica, el legislador penal respondió a una preocupación generalizada por la salud pública y la salud individual frente al peligro de contagio por la transmisión del VIH y otras, como alguna variante de la hepatitis o la propia varicela, tan común pero que persistente hasta nuestros días y no relacionada con la actividad sexual, cuestión asociada al tipo penal en comento.

Es relevante precisar que el “peligro de contagio” no desapareció del todo, incluso después de la reforma publicada del 11 de enero de 2024, ahora se tipifican las lesiones originadas por causar o transmitir de manera “intencional” una enfermedad incurable con una punibilidad reducida (artículo 130, fracción I Bis CPDF).

Ahora, en las primeras décadas del siglo XXI, el peligro de contagio –por lo menos en la Ciudad de México—ha sido suprimido, luego de ser tristemente recordado y hasta utilizado como “instrumento de batalla” durante los primeros meses de la pandemia por Covid-19.

Esta nueva modificación nos recuerda que el Derecho Penal responde a fuentes reales y que es, por excelencia, un instrumento para generar el cambio social, apoyado por los avances culturales y médicos que han contribuido a reducir los prejuicios y lograr la justiciabilidad de los derechos humanos, especialmente de los grupos que histórica y sistemáticamente han sido discriminados.

El análisis dogmático del peligro de contagio será un tema interesante a explorar en una columna posterior, considerando se encuentra vigente en la mayoría de los códigos penales de las entidades federativas.

Gracias por tomarte el tiempo de leer.

Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sus líneas de investigación son: derecho penal sustantivo, derecho de ejecución penal, derecho económico y derecho antidiscriminatorio.

Alberto Francisco Garduño

X: @albertofco9

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí