Inicio Justicia Mentiras, abusos y opacidad detrás de encarcelamiento de jueza en Veracruz

Mentiras, abusos y opacidad detrás de encarcelamiento de jueza en Veracruz

322
0
Quadratin

Por: Arturo Ángel

Una serie de violaciones legales, acusaciones falsas y decisiones tomadas a puerta cerrada se conjugan detrás de la nueva detención y encarcelamiento preventivo de la jueza penal del estado de Veracruz, Angélica Sánchez Hernández.

El gobernador de Morena, Cuitláhuac Garcia, ha sido el protagonista de esta ofensiva legal irregular, con la complicidad de la fiscalía y de los dirigentes del Tribunal de Justicia estatal.

Las anomalías, que se suman a las que ya habían ocurrido detrás de un primer intento fallido de encarcelar a la jueza, han generado alarma entre distintas organizaciones, especialistas y hasta políticos del mismo partido que acusan intentos arteros de violar la independencia judicial no solo en Veracruz sino también a nivel nacional.

A continuación, se detallan algunas de estas irregularidades detrás de la nueva detención y encarcelamiento de la jueza Sánchez, quien comparecerá el próximo 21 de junio ante otro juez del estado para que se determine si es vinculada a proceso por los delitos tráfico de influencias y contra la fe pública.

*Las mentiras de Cuitláhuac: se dio a la fuga

Para justificar la nueva detención de la jueza Sánchez el gobernador de Veracruz acusó que esta tenía “varias carpetas de investigación en curso” y que su viaje a la Ciudad de México era un intento de darse a la fuga.

Lo anterior es falso. Luego de ser liberada tras el primer intento fallido de ser detenida, a la jueza no se le imputó ningún tipo de medida cautelar que limitara su movilidad. Tampoco se le citó a alguna audiencia o comparecencia a la que no se presentara. La existencia de una indagatoria o varias en contra de una persona, explicaron penalistas consultados, en ninguna forma representa ni una acusación ni mucho menos causa justificable para limitar la movilidad de una persona.

El viaje de la jueza la capital del país fue para participar en un evento en el senado de la República y buscar una con la ministra de la Corte, Norma Piña Hernández. De todo ello hay registros públicos.

De ahí que el argumento de García de que la jueza se había fugado porque tenía indagatorias abiertas es incorrecto.

“El gobernador dice que estaba prófuga ¿cómo va a estarlo si se le vio en un acto público en el Senado de la República? Mi mamá no se estaba escondiendo, es una mujer recta”, dijo Gustavo Gómez, hijo de la jueza, en declaraciones recogidas por La Jornada.

Previamente, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, ya había mentido respecto a la razón por la cual la jueza Angélica Sánchez fue detenida la primera vez, al asegurar que estaba relacionado con la liberación de un presunto homicida. En realidad, la fiscalía dijo que se le detuvo porque presuntamente agredió a un grupo de policías estatales con un arma, lo cual tampoco se pudo comprobar.

*Prisión preventiva en la opacidad

Pese a que los delitos que la Fiscalía de Veracruz le imputa a la jueza Angélica Sánchez no ameritan prisión preventiva automática, un juez del estado determinó procedente encarcelarla hasta por un año de forma “justificada”, con la finalidad de que no se diera a la fuga.

Los motivos en cómo se justificó la imposición de dicha medida cautelar y no ninguna otra de las 13 que contempla el Código Nacional de Procedimientos Penales no fueron transparentados, debido a que la audiencia inicial en la que se tomó esta determinación se realizó a puerta cerrada.

Cabe recordar que uno de los principios del sistema penal acusatorio es que las audiencias son públicas, salvo casos excepcionales. La defensa de la jueza solicitó que se respetara este principio en el arranque de la audiencia inicial que se realizó el pasado sábado, sin embargo, el juez de control – a petición de la fiscalía -determinó que se llevara a cabo sin acceso a los medios ni al público en general.

*La suspensión federal no respetada

El Instituto Federal de la Defensoría Pública (IFDP) informó que la jueza Angélica Sánchez contaba con una suspensión para no ser detenida como resultado de un juicio de amparo que promovió la semana pasada. Pese a ello elementos de la Guardia Nacional detuvieron a la jueza al salir de un hotel en la ciudad de México.

La Fiscalía de Justicia de Veracruz justificó este hecho bajo el argumento de que la orden de aprehensión se giró después de que la jueza había tramitado su amparo y solo la protegía de mandamientos judiciales otorgados previamente.

El IFDP también reportó que, al igual que la primera vez, la jueza fue detenida sin que se cumpliera con los procedimientos adecuados, situación que se agrava porque se le mantuvo incomunicada por varias horas.

Eb las imágenes que se hicieron públicas del momento de la detención se advierte que los policías responsables no están uniformados. Tampoco se registra el momento en que le hayan mostrado el oficio con la orden de un juez. Lo que se aprecia son jaloneos y forcejeos.

“Su arresto fue con violencia, tememos por su vida, ya vimos como actúa la fiscalía, mi mamá estaba amparada, y no había por qué hacer esto”, añadió el hijo de la jueza.

Advierten amenazas y represalias

Mas allá de los puntos de vista de la familia y los abogados de la jueza Sánchez, distintos organismos y expertos advirtieron que lo ocurrido en este caso representa un ataque a la independencia del Poder Judicial.

Un total de 22 organizaciones civiles agrupadas en la llamada Fundación para la Justicia acusó que lo ocurrido en este caso en específico se suma a una cadena de “actos, mensajes y gestos” encaminados a poner en entredicho la autonomía de criterio de los jueces federales y locales.

“Por los dichos del propio gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, se entiende que le verdadero motivo de la detención de la jueza la semana pasada fue por el sentido de una de sus resoluciones. De la misma manera, los ataques recientes a otros miembros de la judicatura , tienen también la intención de inhibir su trabajo (…) es importante recordar que las personas juzgadoras tienen independencia de criterio, por lo que el sentido de sus resoluciones no puede ser una causa que justifique su detención”, señalaron las organizaciones en su comunicado conjunto.

El propio IFDP había expresado desde el viernes pasado que la detención de la jueza fue “arbitraria” y una clara represalia por su actividad jurisdiccional.

Incluso el senador con licencia por Morena y aspirante a la candidatura presidencial de ese partido, Ricardo Monreal, expresó su apoyo a la juzgadora de Veracruz y señaló en que esta debe recuperar su libertad en breve.

“La justicia es nuestro ideal y nuestro propósito principal. Mi solidaridad con la jueza de Veracruz Angélica Sánchez Hernández. No estará sola, recobrará su libertad y dignidad. Abrazo a su familia”, dijo Monreal en su cuenta de Twitter.

***

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí